Frontpage Slideshow | Copyright © 2006-2015 JoomlaWorks Ltd.

Agenda

Sin eventos

Si quieres que recemos por tí, comunícanos tu intención

Nombre 
Intención 
    

Liturgia de las Horas: Tomo II – Salterio 2ª semana

Santos ESTANISLAO ob mr, Isaac mj

Beata Elena Guerra vg

DOMINGO DE LA DIVINA MISERICORDIA

Papa Francisco: Debemos agradecer a Tomás que no se conformara con escuchar a los demás decir que Jesús estaba vivo, ni tampoco con verlo en carne y hueso, sino que quiso ver en profundidad, tocar sus heridas, los signos de su amor. 1. El Evangelio llama a Tomás «Dídimo», es decir, mellizo, y en su actitud es verdaderamente nuestro hermano mellizo. Porque tampoco para nosotros es suficiente saber que Dios existe; no nos llena la vida un Dios resucitado pero lejano; no nos atrae un Dios distante, por más que sea justo y santo. No, tenemos también la necesidad de "ver a Dios", de palpar que él resucitó, resucitó por nosotros. 2. ¿Cómo podemos verlo? Como los discípulos, a través de sus llagas. Al mirarlas, ellos comprendieron que su amor no era una farsa y que los perdonaba, a pesar de que estuviera entre ellos quien lo negó y quien lo abandonó. Entrar en sus llagas es contemplar el amor inmenso que brota de su corazón. Este es el camino. Es entender que su corazón palpita por mí, por ti, por cada uno de nosotros. 3.Queridos hermanos: Necesitamos ver a Jesús tocando su amor. Solo así vamos al corazón de la fe y encontramos, como los discípulos, una paz y una alegría, que son más sólidas que cualquier duda. Entrando hoy en el misterio dé Dios a través de las llagas, comprendemos que la misericordia no es una entre otras cualidades suyas, sino el latido mismo de su corazón. 4. Y entonces, como Tomás, ya no vivimos como discípulos inseguros, devotos pero vacilantes, sino que nos convertimos también en verdaderos enamorados del Señor. No tengamos miedo a esta palabra: enamorados del Señor. ¿Cómo saborear este amor, cómo tocar hoy con la mano la misericordia de Jesús? La misma noche de
Pascua, lo primero que hizo Jesús apenas resucitado fue dar el Espíritu para perdonar los pecados. Para experimentar el amor hay que pasar por allí: dejarse perdonar. ¿Me dejo perdonar? Pero, Padre, ir a confesarse parece difícil...", porque nos viene la tentación ante Dios de hacer como los discípulos en el Evangelio: atrincherarnos con las puertas cerradas. Ellos lo hacían por miedo y nosotros también tenemos miedo, vergüenza de abrirnos y decir los pecados. 5. Que el Señor nos conceda la gracia de comprender la vergüenza, de no considerarla como una puerta cerrada, sino como el primer paso del encuentro. Cuando sentimos vergüenza, debemos estar agradecidos: quiere decir que no aceptamos el mal, y esto es bueno. La vergüenza es una invitación secreta del alma que necesita del Señor para vencer el mal. El drama está cuando no nos avergonzamos ya de nada. No tengamos miedo de sentir vergüenza. Pasemos de la vergüenza al perdón. No tengáis miedo de sentir vergüenza (8-4-2018).

Monición única para todas las lecturas

Las lecturas de hoy nos hablan del poder transformador de la fe pascual. El evangelio nos recuerda que esa fe es capaz de hacer que el grupo de los discípulos se transforme en una comunidad misionera, experiencia que se traduce en comunión de vida, como lo relata el libro de los Hechos de los Apóstoles.  Esa fe produce en nosotros un "nuevo nacimiento" para vencer al mundo, según la primera carta de San Juan. Escuchemos atentos.

Aqui teneis el enlace que os lleva al video realizado con las fotos de Templo Antiguo del Santo Cristo

https://youtu.be/K5A5Y51kZZw

Tambien podeis ver las fotos, en la seccion Multimedia: Galeria Multimedia de la Página Web de la Parroquia: "Cristo de la Misericorida Valdepeñas"

Horarios de Confesiones Parroquia del Cristo

Mañanas de 11,30 a 12,30

Tardes: de 17,30 a 19,00 horas

Hasta el 31 de mayo

Cita previa para asistir a la EUCARISTÍA a partir del 18 de mayo:

 

11:00 a 13:00 mañanas 

17:00 a 19:00 tardes

 Pedir con un día de antelación vía wassap o llamada.