Frontpage Slideshow | Copyright © 2006-2015 JoomlaWorks Ltd.

Agenda

03 Abr 2020
20:00
Exposición del Santísimo y Rezo de la Coronilla de la Misericordia
04 Abr 2020
17:00
Fatima
10 Abr 2020
20:00
Exposición del Santísimo y Rezo de la Coronilla de la Misericordia
11 Abr 2020
17:00
Fatima
17 Abr 2020
20:00
Exposición del Santísimo y Rezo de la Coronilla de la Misericordia
18 Abr 2020
17:00
Fatima
24 Abr 2020
20:00
Exposición del Santísimo y Rezo de la Coronilla de la Misericordia
25 Abr 2020
17:00
Fatima
01 May 2020
20:00
Exposición del Santísimo y Rezo de la Coronilla de la Misericordia
02 May 2020
17:00
Fatima

Si quieres que recemos por tí, comunícanos tu intención

Nombre 
Intención 
    

Liturgia de las Horas: Tomo II – Salterio 2ª semana

Santos VICENTE FERRER pb,
Irene vg mr, Juliana Vg

Papa Francisco: Las aclamaciones de la entrada en Jerusalén y la humillación de Jesús. Los gritos de fiesta y el ensañamiento feroz. Este doble misterio acompaña cada año la entrada en la Semana Santa, en los dos momentos característicos de esta celebración: la procesión con las palmas y los ramos de olivo, al principio, y luego la lectura solemne de la narración de la Pasión. Dejemos que esta acción animada por el Espíritu Santo nos envuelva, para obtener lo que hemos pedido en la oración: acompañar con fe a nuestro Salvador en su camino y tener siempre presente la gran enseñanza de su Pasión como modelo de vida y de victoria contra el espíritu del mal. En su entrada en Jerusalén, Jesús nos muestra el camino. Porque en ese evento el Maligno tenía una carta por jugar: la carta del triunfalismo, y el Señor respondió permaneciendo fiel a su camino, el camino de la humildad. Una forma sutil de triunfalismo es la mundanidad espiritual, que es el mayor peligro, la tentación más pérfida que amenaza a la Iglesia (De Lubac). Jesús destruyó el triunfalismo con su Pasión. Él compartió y se regocijó con el pueblo, con los jóvenes que gritaban su nombre aclamándolo como Rey y Mesías. Su corazón gozaba viendo el entusiasmo y la fiesta de los pobres de Israel. Hasta el punto que, a los fariseos que le pedían que reprochara a sus discípulos por sus escandalosas aclamaciones, él les respondió: «Os digo que, si estos callan, gritarán las piedras». Humildad no significa negar la realidad, y Jesús es realmente el Mesías, el Rey. Pero al mismo tiempo, el corazón de Cristo está en otro camino, en el camino santo que solo él y el Padre conocen: el que va de la «condición de Dios» a la «condición de esclavo», el camino de la humillación en la obediencia «hasta la muerte, y una muerte de cruz». Él sabe que para lograr el verdadero triunfo debe dejar espacio a Dios; y para dejar espacio a Dios solo hay un modo: el despojarse, el vaciarse de sí mismo. Callar, rezar, humillarse. Con la cruz no se puede negociar, o se abraza o se rechaza. V con su humillación, Jesús quiso abrirnos el camino de la fe y precedernos en él (14-4-2019).

Procesión de las palmas

Ambientación:

Queridos hermanos: Después de habernos preparado desde el principio de la Cuaresma con nuestra penitencia y nuestras obras de caridad, hoy nos reunimos para iniciar, unidos con toda la Iglesia, la celebración anual de los misterios de la pasión y resurrección de nuestro Señor Jesucristo, misterios que empezaron con la entrada de Jesús a Jerusalén. Acompañemos con fe y devoción a nuestro Salvador en su entrada triunfal a la ciudad santa, para que también podamos participar un día de su gloriosa resurrección.

Monición al evangelio (Mateo 21, 1-11)

Con la entrada de Jesús en la ciudad santa de Jerusalén, su ministerio público llega a la plenitud, y nos situamos a las puertas del misterio pascual, centro de nuestra fe: su pasión, muerte y resurrección. Que la palabra que va a ser proclamada, del evangelio de san Mateo,  nos disponga para celebrar santamente todos estos acontecimientos.

Liturgia de las Horas: Tomo III –Salterio 3ª semana

Santos Lucía Yi vg mr, Conrado Confalonieri  er. Beato Alvaro de Córdoba pb

Papa Francisco: Jesús restituye la vista a un ciego que mendigaba en la orilla del camino, que, en lugar de encontrar compasión y ayuda del prójimo -como pide la ley- halla insensibilidad y rechazo. Ceguera y sordera impiden percibir las necesidades de los hermanos y reconocer en ellos la presencia del Señor. Que Cristo ilumine y sane nuestros corazones, para que aprendamos a estar atentos a las necesidades de nuestros hermanos (15-6-2016).

Monición única para todas las lecturas  

La Palabra de hoy nos recuerda las promesas de descendencia que Dios hizo a Abraham y a David. De ellos surgirá un pueblo y un Rey. José es quien vincula a Jesús con la descendencia de David. ¡Escuchemos con atención!

Lectura del segundo libro de Samuel 7,4-5a.12-14a.16:

El Señor Dios le dará el trono de David su padre.

En aquellos días, recibió Natán la siguiente palabra del Señor: -«Ve y dile a mi siervo David: "Esto dice el Señor: Cuando tus días se hayan cumplido y te acuestes con tus padres, afirmaré después de ti la descendencia que saldrá de tus entrañas, y consolidaré su realeza. Él construirá una casa para mi nombre, y yo consolidaré el trono de su realeza para siempre. Yo seré para él padre, y él será para mí hijo. Tu casa y tu reino durarán por siempre en mi presencia; tu trono permanecerá por siempre." »

Palabra del Dios

Salmo responsorial 88,2-3.4-5.27.29:

R/ Su linaje será perpetuo.

Cantaré eternamente las misericordias del Señor,
anunciaré tu fidelidad por todas las edades.
Porque dije: «Tu misericordia es un edificio eterno,
más que el cielo has afianzado tu fidelidad.» R.

Sellé una alianza con mi elegido,
jurando a David, mi siervo:
«Te fundaré un linaje perpetuo,
edificaré tu trono para todas las edades.» R.

Él me invocará: «Tú eres mi padre,
mi Dios, mi Roca salvadora.»
Le mantendré eternamente mi favor,
y mi alianza con él será estable. R.

Lectura del apóstol san Pablo a los Romanos 4,13.16-18.22:

Apoyado en la esperanza, creyó, contra toda esperanza.

Hermanos: No fue la observancia de la Ley, sino la justificación obtenida por la fe, la que obtuvo para Abrahán y su descendencia la promesa de heredar el mundo. Por eso, como todo depende de la fe, todo es gracia; así, la promesa está asegurada para toda la descendencia, no solamente para la descendencia legal, sino también para la que nace de la fe de Abrahán, que es padre de todos nosotros. Así, dice la Escritura: «Te hago padre de muchos pueblos.» Al encontrarse con el Dios que da vida a los muertos y llama a la existencia lo que, no existe, Abrahán creyó. Apoyado en la esperanza, creyó, contra toda esperanza, que llegaría a ser padre de muchas naciones, según lo que se le había dicho: «As1 será tu descendencia.» Por lo cual le valió la justificación.

Palabra del Dios

EVANGELIO

Lectura del santo evangelio según san Mateo 1, 16. 18-21.24a:

José hizo lo que le había mandado el ángel del Señor.

Jacob engendró a José, el esposo de María, de la cual nació Jesús, llamado Cristo.
El nacimiento de Jesucristo fue de esta manera: María, su madre, estaba desposada con José y, antes de vivir juntos, resultó que ella esperaba un hijo por obra del Espíritu Santo. José, su esposo, que era justo y no quería denunciarla, decidió repudiarla en secreto. Pero, apenas había tomado esta resolución, se le apareció en sueños un ángel del Señor que le dijo: -«José, hijo de David, no tengas reparo en llevarte a María, tu mujer, porque la criatura que hay en ella viene del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo, y tú le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de los pecados.» Cuando José se despertó, hizo lo que le había mandado el ángel del Señor.

Palabra del Señor

Oración de los fieles

Con la confianza de que Dios escucha nuestras oraciones, como escuchó a San José, dirijamos nuestras súplicas diciendo: Por intercesión de San José, escúchanos, Señor.

  1. Por el Papa Francisco, para que con sabiduría dirija a nuestra Iglesia, como San José dirigió a la familia de Nazareth. Oremos.
  2. Por los que gobiernan las naciones, especialmente por los de nuestro país, para que la sabiduría de Dios les ilumine en la conducción de los pueblos. Oremos.
  3. Por los que sufren, especialmente por los huérfanos, para que encuentren un hogar que les adopte y acojan con alegría. Oremos.
  4. Para que la Stma. Virgen María ponga su manto protector, sobre todas las familias, en especial sobre las que de una forma u otra están sufriendo, en primera persona las secuelas de esta pandemia. Oremos
  5. Por todos nosotros, para que, al celebrar la Solemnidad de San José, sepamos imitar sus virtudes. Oremos.

Oración

SEÑOR, cualquiera rechazaría, por higiene, tu proceder con el ciego, untando saliva en sus ojos. Yo prefiero dejarte hacer lo que quieras en mí: untarme los ojos, llevarme de la mano adonde quieras, imponer tus manos sobre mi cabeza...Lo que tú decidas es lo mejor para mí, aunque no lo entienda. Lo haces por mi bien, y te lo agradezco. Con el Salmo 116, me pregunto: ¿Cómo pagaré al Señor todo el bien que me ha hecho? Todo lo haces por mi bien, aunque a veces no lo vea así. ¡Ni falta que me hace! ¿Quién puede habitaren tu monte santo, Señor? (Salmo 14,1).

Liturgia de las Horas: Tomo II – 4ª semana

Santos Esteban Harding ab,
Cástor mr, Gúntram re

Papa Francisco: El 28 de marzo de 1515 nació en Ávila una niña que con el tiempo, sería conocida como santa Teresa de Jesús. Doy gracias a Dios por el don de esta gran mujer. Y animo a los fieles de la querida diócesis de Ávila, y a todos los españoles, a conocer la historia de esa insigne fundadora, así como a leer sus libros, que, junto con sus hijas en los numerosos Carmelos del mundo, nos siguen diciendo quién y cómo fue la Madre Teresa y qué puede enseñarnos a los hombres y mujeres de hoy. En la escuela de la santa andariega aprendemos a ser peregrinos (15-10 2014).

Monición única para todas las lecturas

Hoy las tres lecturas bíblicas apuntan al mismo y gozoso mensaje: la vida. Tanto Ezequiel para su pueblo, como Pablo para sus lectores como, sobre, todo, el evangelio con el relato de Lázaro, nos aseguran que nuestro destino es la vida. Muy atentos escuchemos...

PRIMERA LECTURA

Lectura de la profecía de Ezequiel 37, 12-14

Así dice el Señor: —«Yo mismo abriré vuestros sepulcros, y os haré salir de vuestros sepulcros, pueblo mío, y os traeré a la tierra de Israel. Y, cuando abra vuestros sepulcros y os saque de vuestros sepulcros, pueblo mío, sabréis que soy el Señor. Os infundiré mi espíritu, y viviréis; os colocaré en vuestra tierra y sabréis que yo, el Señor, lo digo y lo hago». Oráculo del Señor.

 

Sigueindo este enlace, teneis la Eucaristia desde la Parroquia

En diferido

En directo todos los días a las 20,00 h a traves de la pagina de la Hermandad de Misericordia y Palma: https://www.misericordiaypalma.com/

Paz y Bien

 Liturgia de las Horas: Tomo II – 4ª semana

Samtos Epafrodito NT, Bienvenido Scotivoli ob,

Lea vd, Calinicas y Basiliosa mrs

DÍA DEL SEMINARIO

Papa Francisco: En el centro del Evangelio de este cuarto domingo de Cuaresma se encuentran Jesús y un hombre ciego de nacimiento. Cristo le devuelve la vista y obra este milagro con una especie de rito simbólico: primero mezcla la tierra con la saliva y la unta en los ojos del ciego; luego le ordena ir a lavarse en la piscina de Siloé. Ese hombre va, se lava, y se aclara la vista. Con este milagro Jesús se manifiesta nosotros como luz del mundo; y el ciego de nacimiento nos representa a cada uno de nosotros, que hemos sido creados para conocer a Dios, pero a causa del pecado somos unos ciegos, todos necesitamos una luz nueva: la de la fe, que Jesús nos ha dado. Nosotros hemos sido "iluminados" por Cristo en el Bautismo, y por ello estamos llamados a comportarnos como hijos de la luz. Y comportarse como hijos de la luz exige un cambio radical de mentalidad, una capacidad de juzgar hombres y cosas según otra escala de valores, que viene de Dios. El Bautismo exige la elección de vivir como hijos de la luz y caminar en la luz. Si ahora os preguntase: ¿Creéis que Jesús es el Hijo de Dios? ¿Creéis que puede cambiaros el corazón? ¿Creéis que puede hacer ver la realidad como la ve Él, no como la vemos nosotros? ¿Creéis que Él es la luz, nos da la verdadera luz? ¿Qué significa tener la verdadera luz, caminar en la luz? Significa ante todo abandonar las luces falsas: la luz fría y fatua del prejuicio contra los demás, contra quienes juzgamos sin misericordia y condenamos sin apelación. Cuando se chismorrea sobre los demás, no se camina en la luz, se camina en las sombras. Otra falsa luz es la del interés personal: si valoramos hombres y cosas en base al criterio de nuestra utilidad, de nuestro placer, de nuestro prestigio, no somos fieles a la verdad en las relaciones y en las situaciones. Si vamos por este camino del buscar solo el interés personal, caminamos en las sombras (26-3-2017).

Vicario General
Diócesis de Ciudad Real

Querido hermano:

Ayer se publicó el comunicado conjunto de los obispos de la provincia eclesiástica de Toledo. En él nos ofrecen medidas a tener en cuenta temporalmente. Debido a algunas consultas de sacerdotes que piden mayores concreciones, trato de matizar, aunque bien sabéis que, ante una emergencia, como es el caso de esta pandemia, las medidas que se toman un día, resultan insuficientes al día siguiente. Estas y otras medidas de momento no incluyen la Semana Santa.

Paso a concretar:

- Quedan aplazados todos los actos correspondientes a la visita pastoral del obispo y otros que estuvieran programados como convivencias, retiros...

Monseñor Gerardo Melgar Viciosa
Por la gracia de Dios y de la Sede Apostólica,
Obispo de Ciudad Real,
Prior de las Órdenes Militares
de Santiago, Calatrava, Alcántara y Montesa

 

Debido a la actual situación sanitaria, en consonancia a las últimas actuaciones de las autoridades sanitarias y de la Provincia Eclesiástica de Toledo, por las presentes letras y con el fin de contribuir a la lucha contra la expansión del Covid-19,
Decreto (3/2020)


1. Que las eucaristías de precepto se sigan celebrando en los lugares de culto, según lo tenga establecido cada parroquia y teniendo presentes las medidas expresadas en el n. 5 del comunicado sobre el COVID-19 de la Provincia Eclesiástica de Toledo. En el caso de que la Conferencia Episcopal diera nuevas orientaciones sobre este asunto, se comunicarán oportunamente.


2. En uso de las facultades que me concede el cano 87 §1, del Código de Derecho Canónico, DISPENSO DEL CUMPLIMIENTO DEL PRECEPTO DOMINICAL Y FESTIVO A LOS FIELES DE LA DIÓCESIS DE CIUDAD REAL, o aquellos que se encuentren en ella, durante el tiempo que dure la actual situación sanitaria y hasta nuevas indicaciones, dejando a los fieles la libertad de actuar asistiendo a las misas que se celebren en la Diócesis o seguirlas a través de los medios de comunicación

Liturgia de las Horas: Tomo II – Salterio 3ª semana

Clemente M Hofbauer pb

Leocricia vg. mr.Sisebuto ab

DÍA DEL SEMINARIO

Papa Francisco: El Evangelio de este domingo nos presenta el diálogo de Jesús con la mujer de Samaría Precisamente esta población será una de las primeras en adherirse a la predicación cristiana de los apóstoles. Jesús dice que él es el Mesías a una mujer que tenía una vida muy desordenada... "El agua que yo le daré se convertirá dentro de él en un surtidor de agua que salta hasta la vida eterna". El agua que da la vida eterna ha sido derramada en nuestros corazones en el día de nuestro Bautismo; entonces Dios nos ha transformado y llenado de su gracia. Pero puede darse que este gran don lo hayamos olvidado, y quizá vamos en busca de "pozos" cuyas aguas no nos sacian. ¡Entonces este Evangelio es precisamente para nosotros! Jesús nos habla como a la samaritana. Sabemos quién es Jesús, pero quizá no lo hemos encontrado personalmente, hablando con Él, y no lo hemos reconocido todavía como nuestro Salvador. Este tiempo de Cuaresma es una buena ocasión para acercarse a Él, encontrarlo en la oración, en un diálogo de corazón a corazón, hablar con Él, escucharle; es una buena ocasión para ver su rostro también en el rostro de un hermano y de una hermana que sufre. De esta manera podemos renovar en nosotros la gracia del Bautismo, saciar nuestra sed en la fuente de la Palabra de Dios y de su Espíritu Santo; y así descubrir también la alegría de convertirse en artífices de reconciliación e instrumentos de paz en la vida cotidiana (19-3-2017).

Liturgia de las Horas Tomo II – Salterio 2ª semana

Santos JUAN DE DIOS rl, José Olallo Valdés rl,

Faustino Míguez  pb, Veremundo ab, Félix pb

Papa Francisco: El Evangelio de este segundo domingo de Cuaresma nos presenta la narración de la Transfiguración de Jesús. Se lleva a tres apóstoles: Pedro, Santiago y Juan, y subió con ellos a un monte alto, y allí ocurrió este singular fenómeno: el rostro de Jesús «se puso brillante como el sol y sus vestidos se volvieron blancos como la luz». Y la aparición de Moisés y de Elías, «que conversaban con él». La "luminosidad" que caracteriza este evento extraordinario simboliza el objetivo: iluminar las mentes y los corazones de los discípulos para que puedan comprender claramente quién es su Maestro. Es un destello de luz que se abre de repente sobre el misterio de Jesús e ilumina toda su persona y toda su historia. Ya en marcha hacia Jerusalén donde deberá padecer la condena a muerte por crucifixión, Jesús quiere preparar a los suyos para este escándalo —el escándalo de la cruz—demasiado fuerte para su fe y al mismo tiempo, preanunciar su resurrección, manifestándose como el Mesías, el Hijo de Dios. Jesús estaba demostrando ser un Mesías diverso respecto a lo que se esperaba no un rey potente y glorioso, sino un siervo humilde y desarmado; no un señor de gran riqueza, signo de bendición, sino un hombre pobre que no tiene donde apoyar su cabeza no un patriarca con numerosa descendencia, sino un célibe sin casa ni nido. En este tiempo de Cuaresma, contemplamos con devoción la imagen del crucifijo, Jesús en la cruz: ese es el símbolo de la fe cristiana. Que la cruz marque las etapas de nuestro itinerario cuaresmal para comprender cada vez más la gravedad del pecado y el valor del sacrificio con el cual el Redentor nos ha salvado a todos nosotros (12-3-2017). Hoy, 8 de marzo, me gustaría decir que la mujer es quien hace hermoso el mundo, lo cuida y mantiene vivo. Trae la gracia que hace nuevas las cosas, el abrazo que incluye, la valentía de donarse. La paz es mujer. Nace y renace de la ternura de las madres. Por eso el sueño de la paz se realiza mirando a la mujer. La mujer tiene origen cerca del corazón y en el sueño, durante los sueños. Por eso trae al mundo el sueño del amor. Si amamos el futuro si soñamos con un futuro de paz, debemos dar espacio a las mujeres (8-3-2019).

Monición única para todas las lecturas

El relato de la vocación de Abrahán que encontramos en el libro del Génesis nos presenta al patriarca dejando su tierra y emprendiendo un largo viaje hacia una tierra prometida por Dios. El salmo recoge expresiones de confianza que muy bien podrían haberle acompañado durante la ruta. La escena evangélica de la transfiguración confirma la vocación de Jesús como Hijo amado de Dios e invita a los discípulos a que lo escuchen y le sigan en el camino hacia la Pascua. Pablo subraya que la fidelidad a esta “vocación santa”, no exenta de dificultades, no es obra nuestra, sino fruto de la gracia que se ha manifestado en Jesucristo. Escuchemos con atención.