Agenda

20 Mar 2019
19:30
Eucaristía Diaria Santo Cristo
21 Mar 2019
19:30
Eucaristía Diaria Santo Cristo
22 Mar 2019
19:30
Eucaristía Diaria Santo Cristo
22 Mar 2019
20:00
Exposición del Santísimo y Rezo de la Coronilla de la Misericordia
23 Mar 2019
17:30
Ermita de Fátima Eucaristia Sabados
23 Mar 2019
19:30
Eucaristía Diaria Santo Cristo
24 Mar 2019
10:30
Eucaristía -Virgen de la Cabeza
24 Mar 2019
12:30
Eucaristía Domingos Santo Cristo
24 Mar 2019
19:30
Eucaristía Diaria Santo Cristo
25 Mar 2019
19:30
Eucaristía Diaria Santo Cristo

Si quieres que recemos por tí, comunícanos tu intención

Nombre 
Intención 
    

 ASUNCION DE LA VIRGEN MARÍA,
Virgen de la Paloma, de los Reyes.
Santos Tarsicio, Luis Batis,
Manuel Morales,

Salvador Lara y David Roldán mrs

Papa Francisco: María, una humilde y sencilla joven de un pueblecito perdido de la periferia del Imperio romano, justamente porque acogió y vivió el Evangelio, fue admitida por Dios para estar en la eternidad al lado del trono de su Hijo, La Asunción de María concierne a cada uno de nosotros, atañe a nuestro futura; nos hace mirar al cielo, preanuncia “los cielos nuevos y la tierra nueva”, con la victoria de Cristo resucitado sobre la muerte y la derrota definitiva del Maligno. (15-8-2016).

PRIMERA LECTURA

 

...

XX Domingo del Tiempo Ordinario Ciclo B

Tomo IV. Salterio 4ª Semana

Santos JUAN EUDES pb, EZEQUIEL
MORENO ob Luis ob Sixto III pp,
Magín mr. Beato Guerrico ab.

Papa Francisco: ¿Qué significa «comer la carne y beber la sangre» de Jesús? Para responder, es necesario intuir qué sucede en el corazón de Jesús mientras parte el pan para la muchedumbre hambrienta. Sabiendo que deberá morir en la cruz por nosotros, Jesús se identifica con ese pan partido y compartido,y eso se convierte para Él en «signo» del Sacrificio que le espera. Este proceso culmina en la Última Cena, donde el pan y el vino convierten realmente en su Cuerpo y en su Sangre. Es la Eucaristía, que Jesús nos deja con una finalidad precisa: que nosotros podamos convertirnos en una sola una cosa con Él. Nutrirnos de ese «Pan de vida» significa entrar en sintonía con el corazón de Cristo, asimilar sus elecciones, sus pensamientos, sus comportamientos. Significa entrar en un dinamismo de amor y convertirse en personas de paz, personas de perdón, de reconciliación, de compartir solidario. Vivir en comunión real con Jesús en esta tierra, nos hace pasar de la muerte a la vida. El Cielo comienza precisamente en esta comunión con Jesús (16-8-2015).

 

Monición única para todas las lecturas

 La Sabiduría del libro de los Proverbios y Jesús comparten hoy un mismo discurso y sus palabras se iluminan recíprocamente. La Sabiduría, que está junto a Dios, prepara un banquete en el que da a comer su pan y a beber su vino, con los que transmite una enseñanza que proporciona vida. Jesús también estaba junto a Dios, pero ha bajado a este mundo y ha preparado un convite en el que ofrece un pan que es su propia carne, su misma persona. 

...

Tomo IV. Salterio 3ª Semana

Santos JUANA F. DE CHANTAL rl,
Alejandro Longo pb mr, Aniceto y Focio mrs.

Beatos Inocencio XI pp, Victoria Diez vg mr,

Sebastián Calvo y co mrs

 

...

Tomo IV Salterio 2ª Semana

DEDICACIÓN DE LA BASÍLICA DE SANTA MARIA LA MAYOR,

Ntra. Sra. de las Nieves, Virgen Blanca.

Santos Casiano ob, Viator er, Margarita vd

Papa Francisco: «Trabajad no por el alimento que no dura, sino por el alimentó que perdura, dando vida eterna, el que os dará el Hijo del hombre. O sea, buscad la salvación, el encuentro con Dios. Con estas palabras nos quiere hacer entender que más allá del hambre físico el hombre lleva consigo un hambre más importante que no puede ser saciada con el alimento normal. Se trata de hambre de vida, hambre de eternidad que solamente Él puede satisfacer en cuanto es “el pan de vida”. Jesús no elimina la preocupación y la búsqueda del alimento cotidiano, no, no elimina la preocupación de todo esto que puede volver la vida más avanzada. Pero Jesús nos recuerda que el verdadero significado de nuestra existencia terrena está al final en la eternidad, está en el encuentro con Él. Y este encuentro no ilumina durante todos los días de nuestra vida. Si pensamos en este encuentro, en este gran don, los pequeños dones de la vida, también los sufrimientos y las preocupaciones, serán iluminados por la esperanza de este encuentro (2-8-2015).

 

Monición de entrada

Les damos una cordial bienvenida a la celebración de esta santa misa en el XVIII domingo del tiempo ordinario. La Palabra que escuchamos y la eucaristía que compartimos y comemos nos ayudan a ir más allá del rito, convirtiéndolos en fuente de nuestro compromiso para crear una nueva humanidad. Por eso comencemos esta santa misa con mucha devoción. De pie, cantamos...

...

Patrono de España

Santos SANTIAGO EL MAYOR ap.
Cucufate mr. Cristobal mr. Olimpia vd mr.

Papa Francisco: El mundo propone imponerse a toda costa, competir, lucirse valer... Pero los cristianos, por la gracia de Cristo muerto y resucitado son los brotes de otra humanidad, en la cual tratamos de vivir al servicio de los demás, de no ser altivos, sino disponibles y respetuosos. Esto no es docilidad, sino auténtica fuerza. Quien lleva en sí el poder de Dios, de su amor y su justicia, no necesita usar violencia, sino que habla y actúa con la fuerza de la verdad, la belleza y del amor (5-4-2015).

 

PRIMERA LECTURA

...

Tomo III Salterio 1ª Semana

Santa MARTA NT,

Urbano II pp. Félix mr. Próspero mr.

 

Papa Francisco: El Evangelio de este domingo presenta el gran signo de la multiplicación de los panes. Un joven que pone a disposición todo lo que tiene: cinco panes y dos peces. Jesús esperaba justamente eso. Ordena a los discípulos que hagan sentar a la gente, luego toma los panes y los peces, da gracias al Padre y los distribuye. Estos gestos anticipan los de la última Cena, que dan al pan de Jesús su significado más auténtico. El pan de Dios es Jesús mismo. Al comulgar con Él, recibimos su vida en nosotros y nos convertimos en hijos del Padre celestial y hermanos entre nosotros. Jesús sacia no solo el hambre material, sino el más profundo, el hambre de sentido de la vida, el hambre de Dios. Ante el sufrimiento, la soledad, la pobreza y las dificultades de tanta gente, ¿qué podemos hacer nosotros? Podemos ofrecer ese poco que tenemos: alguna hora de tiempo, algún talento, alguna competencia... ¿Quién de nosotros no tiene sus «cinco panes y dos peces»? ¡Todos los tenemos! Si estamos dispuestos a ponerlos en las manos del Señor, bastarían para que en el mundo hubiera un poco más de amor, de paz, de justicia y, sobre todo, de alegría (26-7-2015).

...

Tomo III - Salterio 4° semana

Santos MARÍA MAGDALENA NT,
Anastasio mj, Cirilo ob,
Gualterio (Walter) cf

Papa Francisco: “Al desembarcar, Jesús vio una gran muchedumbre y compadeció de ella, porque eran como ovejas sin pastor, y estuvo enseñándoles largo rato”. Ver, tener compasión, enseñar: los podemos llamar los “verbos del Pastor”. ‘Ver’ y ‘tener compasión’ configuran a Jesús como el Buen Pastor. Su compasión no es solo un sentimiento humano, sino la conmoción del Mesías en la que se hizo carne la ternura de Dios. Y de esta compasión nace el deseo de Jesús de nutrir a la multitud con el pan de su palabra. O sea, enseñar la Palabra de Dios a la gente. Jesús tiene compasión; Jesús enseña. ¡Qué bello es esto! Ante los grandes desafíos que el anuncio del Evangelio tiene que enfrentar, he invitado a alcanzar de Cristo Señor la gracia que salva y que da fuerzas al empeño del testimonio cristiane a desarrollar la difusión de la Palabra de Dios, para que la importante religiosidad < de tantos pueblos pueda siempre ser testimonio fiel del Evangelio (19-7-2015).

Monición única para todas las lecturas:

Una imagen dibujan todas las lecturas de hoy: un rebaño, dispersado y expuesto a peligros de
muerte, pero que está llamado por Jesús, el Señor, el Buen Pastor, a la unidad y a la vida. Dos
nombres recibe este pastor: "el Señor nuestra salvación/justicia" y "Nuestra Paz". Escuchemos
atentos al buen pastor que quiere hablarnos.

...

Tomo III Salterio 3ª Semana

Santos BUENAVENTURA pb dc,
Pompilio M. Pirrotti pb, Vladimiro re.
Beata Ana Ma Javouhey

Papa Francisco: Hay una palabra central en la espiritualidad cristiana, es la experiencia del discipulado: hospitalidad. Jesús, como buen maestro, pedagogo, los envía a vivir la hospitalidad. Les dice: «Quedaos en la casa donde entréis». Los envía a aprender una de las características fundamentales de la comunidad creyente. Podríamos decir que cristiano es aquel que aprendió a hospedar, que aprendió a alojar. En la lógica del Evangelio no se convence con los argumentos, con las estrategias, con las tácticas, sino simplemente aprendiendo a alojar, a hospedar. Hospitalidad con el hambriento, con el sediento, con el forastero con el desnudo, con el enfermo, con el preso (cf. Mt 25,34-37), con el leproso, con el paralítico. Hospitalidad con el que no piensa como nosotros, con el que no tiene fe o la ha perdido. Y, a veces, por culpa nuestra (12-7-2015).

 

Monición única para todas las lecturas

Los textos de este domingo hablan de llamada, elección y envío. Tres aspectos de una misma vocación que se vive en el desapego radical y en el servicio. El profeta Amós y, después de Jesús, los apóstoles constatan que la fidelidad a esta llamada de Dios compromete toda la vida. Elegidos en Cristo, dice Pablo, nosotros hemos sido llamados y enviados a anunciar el evangelio. Escuchemos atentos este llamado que es para nosotros ahora.

...

Tomo III Salterio 2ª Semana

Santos Àquila y Priscila NT es, Adrián pp,
Pancracio ob mr, Landrada ab

 

Papa Francisco: La Sagrada Familia de Nazaret se presenta como una familia de trabajadores, y Jesús mismo era conocido como «el hijo del carpintero» o incluso «el carpintero» (Mc 6, 3). Y san Pablo no duda en poner en guardia a los cristianos: «Si alguno no quiere trabajar, que no coma» (2Tes 3, 10). El compromiso del trabajo y la vida del espíritu, en la concepción cristiana, no están de ninguna manera en contraste entre sí. Es importante comprender bien esto. Oración y trabajo pueden y deben ir de la mano. La falta de trabajo perjudica al espíritu, como la ausencia de oración hace daño también a la actividad práctica (19-8-2015).

Monición única para todas las lecturas

Las tres lecturas de hoy nos presentan el panorama de la incredulidad, sobretodo en la de Ezequiel y el Evangelio. Nosotros pongamos mucha atención hoy a estas lecturas y escuchemos atentos la voz de Dios con fe y confianza.

...