Agenda

18 Ene 2019
19:30
Eucaristía Diaria Santo Cristo
18 Ene 2019
20:00
Exposición del Santísimo y Rezo de la Coronilla de la Misericordia
19 Ene 2019
17:30
Ermita de Fátima Eucaristia Sabados
19 Ene 2019
19:30
Eucaristía Diaria Santo Cristo
20 Ene 2019
10:30
Eucaristía -Virgen de la Cabeza
20 Ene 2019
12:30
Eucaristía Domingos Santo Cristo
20 Ene 2019
19:30
Eucaristía Diaria Santo Cristo
21 Ene 2019
19:30
Eucaristía Diaria Santo Cristo
22 Ene 2019
19:30
Eucaristía Diaria Santo Cristo
23 Ene 2019
19:30
Eucaristía Diaria Santo Cristo

Si quieres que recemos por tí, comunícanos tu intención

Nombre 
Intención 
    

Salterio I Semana. Tomo II

Santos Teófilo ob, Lucio pp, Adrián mr,
Juan J. de la Cruz pb

 

Papa Francisco: El Evangelio del primer domingo de cuaresma presenta cada año el episodio de las tentaciones de Jesús. El tentador busca apartar a Jesús del proyecto del Padre. El duelo entre Jesús y Satanás tiene lugar a golpes de citas de la Sagrada Escritura. El diablo, en efecto, para apartar del camino de la cruz, le hace presente las falsas esperanzas mesiánicas: el bienestar económico, indicado por la posibilidad de convertir las piedras en pan; el estilo espectacular y milagrero, con la idea de tirarse desde el punto más alto del templo de Jerusalén y hacer que los ángeles le salven; y, por último, el atajo del poder y del dominio, a cambio de un acto de adoración a Satanás. Jesús rechaza decididamente todas estas tentaciones y ratifica la firme voluntad de seguir la senda establecida por el Padre, sin compromiso alguno con el pecado y con la lógica del mundo. Él no dialoga con Satanás, como había hecho Eva. Sabe bien que con Satanás no se puede dialogar (9-3-2014).

 

...

Liturgia de las Horas: Tomo II Salterio 4ª Semana

AYUNO Y ABSTINENCIA

Santos Félix III pp, Rosendo ob ab, Albino ob,
David ob, Suitbert ob

Papa Francisco: Jesús relee las tres obras de piedad previstas por de Moisés: la limosna, la oración y el ayuno. Jesús nos invita a cumplir estas obras sin ninguna ostentación, y a confiar únicamente en la recompensa del Padre que ve en lo secreto. El Señor no se cansa nunca de tener misericordia de nosotros, y quiere ofrecernos una vez más su perdón, todos lo necesitamos, invitándonos a volver a Él con un corazón nuevo, purificado del mal, purificado por las lágrimas, para participar de su alegría. Somos criaturas limitadas, pecadores cada vez más necesitados de penitencia y conversión. En Él podemos convertirnos en justos, en Él podemos cambiar, si acogemos la gracia de Dios y no dejamos pasar en vano el momento favorable. Que Mana Inmaculada nos acompañe en este momento favorable, para que podamos llegar y cantar juntos la exultación de la victoria en Pascua de la Resurrección (18-2-2015).

 

...

Miércoles 22 febrero 2017
Santos Margarita de Cortona rl, Papías ob, Maximiano ob

Papa Francisco: «Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?». Esta es la pregunta más importante, con la que Jesús se dirige directamente a aquellos que lo han seguido, para verificar su fe. Pedro, en nombre de todos, exclama con naturalidad: «Tú eres el Mesías». Jesús queda impresionado con la fe de Pedro Y entonces revela abiertamente a los discípulos lo que le espera en Jerusalén, es decir que “el Hijo del hombre tiene que padecer mucho... ser ejecutado y resucitar a 1os tres días». Seguir a Jesús significa tomar la propia cruz -todos la tenemos...- para acompañarlo en su camino, un camino incómodo, que no es el del éxito, de la gloria pasajera, sino el que conduce a la verdadera libertad, que nos libera del egoísmo
del pecado. Se trata de realizar un neto rechazo de esa mentalidad mundana que por el propio «yo» y los propios intereses en el centro de la existencia: ¡eso no es lo que Jesús quiere de nosotros! Por el contrario, Jesús nos invita a perder la propia vida por Él, por el Evangelio, para recibirla renovada, realizada, auténtica (13-9-2015).

Lectura del santo Evangelio según san Mateo 16, 13-19

Al llegar a la región de Cesárea de Filipo, Jesús preguntó a sus discípulos: «¿Quién dice la gente que es el Hijo del hombre?». Ellos contestaron: «Unos que Juan el Bautista, otros que Elías, otros que Jeremías o uno de los profetas». Él les preguntó: «Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?». Simón Pedro tomó la palabra y dijo: «Tú eres el Mesías, Hijo del Dios vivo». Jesús le respondió: «¡Bienaventurado tú, Simón, hijo de Jonás!, porque eso no te lo ha revelado ni la carne ni la sangre, sino el Padre que está en los cielos. Ahora yo te digo: tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y el poder del infierno no la derrotará. Te doy las llaves del reino de los cielos; lo que ates en la tierra quedará atado en
los cielos, y lo que desates en la tierra, quedará desatado en los cielos», les mandó a los discípulos que no dijesen a nadie que él era el Mesías.

 

...

Santos Eulalia de Barcelona vg mry Mártires de Abitinia
Beata Umbelina ab

Papa Francisco: «No creáis que he venido a abolir la Ley o los Profetas no he venido a abolir, sino a dar plenitud»... Jesús era práctico, habla siempre con ejemplos para hacerse entender. Empieza por el quinto mandamiento: «Habéis oído que se dijo a los antiguos: “No matarás”. Pero yo digo: todo el que se deja llevar de la cólera contra su hermano será procesado». las palabras pueden matar. Cuando se dice de una persona que tiene la lengua de serpiente, ¿qué se quiere decir? Que sus palabras matan. Por lo tanto, no solo no hay que atentar contra la vida del prójimo, sino que tampoco hay que derramar sobre el veneno de la ira y golpearlo con la calumnia. Ni tampoco hablar mal de él. Si cada uno de nosotros hiciese el propósito de evitar las críticas, al final llegaría a ser santo Jesús propone a quien le sigue la perfección del amor: un amor cuya única medida es no tener medida (16-2-2014).

 

Lectura del santo Evangelio según san Mateo 5, 17-37:

Dijo Jesús a sus discípulos: No creáis que he venid abolir la Ley y los Profetas: no he venido a abolir, sino a dar plenitud. En os digo que antes pasarán el cielo y la tierra que deje de cumplirse hasta 1a última letra o tilde de la ley. El que se salte uno solo de los preceptos menos importantes, y se lo enseñe así a los hombres, será el menos importante en el reino de los ciclos. Pero quien los cumpla y enseñe será grande en el reino de los cielos. Porque os digo que si vuestra justicia no es mayor que la de los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos. Sabéis que se dijo a los antiguos: “No matarás”, y el que mate será reo de juicio. Pero yo os digo: todo el que se deja llevar de la cólera contra su hermano será procesado. Y si uno llama a su hermano «imbécil», tendrá que comparecer ante el Sanedrín, y si lo llama «necio», merece la condena la “gehenna" del fuego. Por tanto, si cuando vas a presentar tu ofrenda sobre el altar, te acuerdas allí mismo de que tu hermano tiene quejas contra deja allí tu ofrenda ante el altar y vete primero a reconciliarte con tu hermano, y entonces vuelve a presentar tu ofrenda. Con el que te pone pleito procura arreglarte enseguida, mientras vais todavía de camino, no sea que te entregue al juez, y el juez al alguacil, y te metan en la cárcel. En verdad te digo que no saldrás de allí hasta que hayas pagado el último céntimo Habéis oído que se dijo: «No cometerás adulterio». Pero yo os digo: todo el que mira a una mujer deseándola, ya ha cometido adulterio con ella en su corazón. Si tu ojo derecho te induce a pecar, sácatelo y tíralo, mas te vale perder un miembro que ser echado entero en la "gehenna”. Si tu mano derecha te induce a pecar, córtatela y tírala, porque más te vale perder un miembro que ir a parar entero a la “gehenna”. Se dijo: «El que repudie a su mujer, que le dé acta de repudio». Pero yo os digo que si uno repudia a su mujer -no hablo de unión ilegitima- y se casa con otra comete adulterio. También habéis oído que se dijo a los antiguos: «No jurarás en falso y «Cumplirás tus juramentos al Señor». Pero yo os digo que no juréis en absoluto: ni por el cielo, que es el trono de Dios; ni por la tierra, que es estrado de sus pies; ni por Jerusalén, que es la ciudad del Gran Rey. Ni por tu cabeza, pues no puedes volver blanco o negro un solo cabello. Que vuestro hablar sea sí, sí, no, no. Lo que pasa de ahí viene del Maligno. (Felipe de Jesús Rodríguez | Fuente: Catholic.net)

...

 SOLEMNIDAD DE LA NATIVIDAD DE JESUCRISTO

Al hacerse hombre, el Hijo de Dios manifiesta su inmenso amor hacia nosotros.

Papa Francisco: La gracia que ha aparecido en el mundo es Jesús, nacido de María Virgen, Dios y hombre verdadero. Ha venido a nuestra historia, ha compartido nuestro camino. Ha venido para librarnos de las tinieblas y darnos la luz. En ti ha aparecido la gracia la misericordia, la ternura del Padre: Jesús es el Amor hecho carne. No es solamente un maestro de sabiduría es un ideal al que tendemos y del que nos sabemos forzosamente distantes, es el sentido de la vida y de la historia que ha puesto su tienda entre nosotros.

 

Del santo Evangelio según san Juan 1, 1-18- Y la Palabra se hizo carne

...

Salterio II Semana. Tomo I

Santos: JUAN DAMASSCENO pb cd, Bárbara Vg. mr,

Juan Taumaturgo ob, Bernardo ob.

Papa Francisco: ¿Qué hizo Juan? Ante todo anunció al Señor. Anunció que estaba cerca el Salvador, el Señor; que estaba cerca el reino de Dios. Un anuncio que él había realizado con fuerza:
bautizaba y exhortaba a todos a convertirse. Juan era un hombre fuerte y anunciaba a Jesucristo: fue el profeta más cercano a Jesucristo. Tan cercano que precisamente él lo indicó a los demás. Cuando vio a Jesús, exclamó: «¡Es aquel!». Juan tenía mucha autoridad moral, mucha. Toda la gente iba a él. El Evangelio dice que los escribas se acercaban para preguntarle; «¿Qué debemos hacer?». Lo mismo hacía el pueblo y los soldados. «¡Convertíos!» era la respuesta de Juan, y «no estaféis». Invita a un examen de conciencia acerca de nuestro discipulado: ¿Anunciamos a Jesucristo? ¿Progresamos o no progresamos en nuestra condición de cristianos como si fuese un privilegio? ¿Vamos por el camino de Jesucristo, el camino de la humillación, de la humildad, del abajamiento para el servicio?

Juzgará a los pobres con justicia.
Lectura del libro de Isaías 11,1-10:

...

SOLEMNIDAD DE TODOS LOS SANTOS

 

Papa Francisco: La fiesta de Todos los santos que celebramos hoy nos recuerda que la meta de nuestra existencia no es la muerte, ¡es el Paraíso! Los santos, los amigos de Dios, nos aseguran que esta promesa no defrauda. En su existencia terrena, en efecto, vivieron en comunión profunda con Dios. Vieron el rostro de Dios en el rostro de los hermanos más pequeños y despreciados, y ahora le contemplan cara a cara en su belleza gloriosa. Los santos no son superhombres, ni nacieron perfectos. Son como nosotros,
personas que antes de alcanzar la gloria del cielo vivieron una vida normal, con alegría y dolores, fatigas y esperanzas. Pero, ¿qué es lo que cambió su vida? Cuando conocieron el amor de Dios, lo siguieron con todo el corazón, sin condiciones e hipocresías; gastaron su vida al servicio de los demás, soportaron sufrimientos
y adversidades sin odiar y respondiendo al mal con el bien, difundiendo alegría y paz.

 

Del Evangelio según san Mateo 5,1-12a: Estad alegres y contentos, porque vuestra recompensa será grande en el cielo.

...

Parábola del amigo inoportuno

Salterio Ia Semana. Tomo III

Santos: SARBELIO MAKHLUF pb, Cristina vg mr, Balduino ab, Boris y Gleb mrs,

José Fernández pb mr. Beatas Ma Pilar mj y co mrs

Papa Francisco: Perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden. En estas palabras del Padrenuestro está todo un proyecto de vida basado en la misericordia. La misericordia, la indulgencia, la condonación de la deuda, no es sólo algo devocional privado, un paliativo espiritual, una especie de óleo que ayuda a ser más suaves, más buenos, no. Es profecía de un mundo nuevo. Todos somos conscientes de que este camino no es el del mundo; no somos soñadores, ilusos, ni queremos crear oasis fuera del mundo. Creemos más bien que este camino es la senda buena para todos, es la senda que verdaderamente nos acerca a la justicia y a la paz. Pero sabemos también que somos pecadores, que nosotros somos los primeros en ser tentados de no seguir este camino y con formarnos a la mentalidad del mundo, a la mentalidad del poder, a la mentalidad de las riquezas. Por ello nos encomendamos a la misericordia de Dios, y nos comprometemos, con su gracia, a realizar frutos de conversión y obras de misericordia.

...

Cristo nos pone en guardia ante el mucho hacer y el poco meditar.

Salterio 4a Semana.Tomo III.

Santos Justa y Rufina vgs mrs, Marcelina vg, Alejo cf, Jacinto mr

Papa Francisco: Marta y María: María, a los pies de Jesús, «escuchaba su palabra», mientras que Marta estaba ocupada en muchos servicios (cf. Le 10,39-40). Ambas ofrecen acogida al Señor que está de paso, pero lo hacen de modo diverso. María se pone a los pies de Jesús, en escucha; Marta en cambio se deja absorber por las cosas que hay que preparar, y está tan ocupada que se dirige a Jesús diciendo: «Señor, ¿no te importa que mi hermana me haya dejado sola para servir? Dile que me eche una
mano» (v. 40). Y Jesús le responde reprendiéndola con dulzura: «Marta, Marta, andas inquieta y preocupad «con muchas cosas; sólo una es necesaria». No se trata de la contraposición entre dos actitudes: la escucha de la Palabra del Señor, la contemplación, y el servicio concreto al prójimo. Son dos aspectos, ambos esenciales para nuestra vida cristiana; aspectos que nunca se han de separar, sino vivir en profunda unidad y armonía ¿Por qué Marta recibe la reprensión, si bien hecha con dulzura? Porque consideró esencial sólo lo que estaba haciendo, es decir, estaba demasiado absorbida y preocupada por las cosas que había que «hacer». En un cristiano, las obras de servicio y de caridad nunca están separadas dé la fuente principal de cada acción nuestra: es decir, la escucha de la Palabra del Señor, el estar a los pies de Jesús, con la actitud del discípulo.


Lucas: 10,38-42: Marta lo recibió en su casa. María ha escogido la parte mejor.

...