Agenda

20 Mar 2019
19:30
Eucaristía Diaria Santo Cristo
21 Mar 2019
19:30
Eucaristía Diaria Santo Cristo
22 Mar 2019
19:30
Eucaristía Diaria Santo Cristo
22 Mar 2019
20:00
Exposición del Santísimo y Rezo de la Coronilla de la Misericordia
23 Mar 2019
17:30
Ermita de Fátima Eucaristia Sabados
23 Mar 2019
19:30
Eucaristía Diaria Santo Cristo
24 Mar 2019
10:30
Eucaristía -Virgen de la Cabeza
24 Mar 2019
12:30
Eucaristía Domingos Santo Cristo
24 Mar 2019
19:30
Eucaristía Diaria Santo Cristo
25 Mar 2019
19:30
Eucaristía Diaria Santo Cristo

Si quieres que recemos por tí, comunícanos tu intención

Nombre 
Intención 
    

Del 10 al 14 de Mayo

SOLEMNE QUINARIO EN HONOR DE SAN ISIDRO LABRADOR Y SANTA MARIA DE LA CABEZA

Hora: 19 30 horas

Lugar: Parroquia del Santo Cristo


Durante la misa del 10 de Mayo se procederá a la bendición de la imagen de Santa María de la Cabeza por el parroco D. Emilio Jesús Montes Romero

...

SANTO ROSARIO CON LA IMAGEN DE LA SANTISIMA VIRGEN DE LA CABEZA

13 DE MAYO A LAS 9,30 HORAS

QUE SALDRA DE LA ERMITA Y RECORRERA LAS CALLES DE SU FERIGRESIA

PÒSTERIORMENTE  TENDRA LUGAR LA SANTA MISA EN LA ERMITA DE LA VIRGEN DE LA CABEZA A LAS 10,30 HORAS

 

...

TRIDUO A NUESTRA SEÑORA DE FÁTIMA

 

Jueves 10 de mayo:

Santa Misa a las 17.00 h.

Al finalizar, rezo del Rosario y Flores a María.

...

 

Caritas Parroquial del Cristo de la Misericordia, realizo un campaña de  recogida de alimentos no perecederos, artículos de limpieza e higiene personal, que tuvo lugar el pasado fin de semana (5 y 6 de mayo), con una gran participación.

Desde esta página agradecemos a todos los que han colaborado en la misma.

En el enlace que se inserta a continuación, pueden ver algunas de las fotos.

Caritas Parroquial Cristo de la Misericordia

Tomo II - Salterio 2ª Semana

Santo Domingo Savio cf. Benita vg.

Mariano y Santiago mrs. Lucio Cirineo NT

 

Papa Francisco: El Evangelio de hoy vuelve a llevarnos al Cenáculo, donde escuchamos el mandamiento nuevo de Jesús. Dice así: «Este es mi mandamiento: que os améis unos a otros, como yo os he amado». Y, pensando en el sacrificio de la cruz ya inminente, añade: «Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos. Vosotros sois mis amigos si hacéis lo que yo os mando». Estas palabras resumen todo lo que Él hizo: Jesús dio la vida por sus amigos. Amigos que no lo habían comprendido, que en el momento crucial lo abandonaron, traicionaron y negaron. Esto nos dice que Él nos ama aun sin ser merecedores de su amor: ¡así asi ama Jesús! Son muchos los pequeños y grandes gestos que obedecen al mandamiento del Señor: gestos pequeños, de todos los días, gestos de cercanía a un anciano, a un niño, a un enfermo, a una persona sola y con dificultades, sin casa, sin trabajo, inmigrante, refugiada... Gracias a la fuerza de esta Palabra de Cristo, cada uno de nosotros puede hacerse prójimo del hermano y la hermana que encuentra (10-5-2015).

Monición única para todas las lecturas

Tanto el evangelio como la primera carta de Juan nos hablan del amor que procede del Padre y a través de Jesús se manifiesta a los creyentes que han de responder a este don gratuito amándose mutuamente. El libro de los Hechos de los apóstoles nos ayuda a profundizar aún más en ese misterio. Escuchemos atentos.

...

Tomo II Salterio Ia semana DOMINGO V DE PASCUA

Santos CATALINA DE SIENA vg dc,
Tíquico NT, Hugo ab

 

Papa Francisco: El Evangelio de hoy nos presenta a Jesús durante la última Cena, en el momento en el que sabe que la muerte está ya cercana. Ha llegado su «hora». Por última vez Él está con sus discípulos, y entonces quiere imprimir bien en sus mentes una verdad fundamental: también cuando Él ya no estará físicamente en medio de ellos, podrán permanecer aún unidos a Él de un modo nuevo, y así dar mucho fruto. Todos podemos estar unidos a Jesús de un modo nuevo. Si por el contrario uno perdiese esta comunión con Él, esta comunión con Él se volvería estéril, es más, dañina para la comunidad. Y para expresar esta realidad, este nuevo modo de estar unidos a Él, Jesús usa la imagen de la vid y los sarmientos: «Yo soy la vid, vosotros los sarmientos». Los frutos de esta unión profunda con Jesús son maravillosos: toda nuestra persona es transformada por la gracia del Espíritu: alma, inteligencia, voluntad, afectos, y también el cuerpo, porque somos unidad de espíritu y cuerpo. Recibimos un nuevo modo de ser, la vida de Cristo se convierte también en la nuestra: podemos pensar como Él, actuar como Él, ver el mundo y las cosas con los ojos de Jesús. Como consecuencia, podemos amar a nuestros hermanos, comenzando por los más pobres y los que sufren, como hizo Él, y amarlos con su corazón y llevar así al mundo frutos de bondad, de caridad y de paz. (3-5-2015).

Monición única para todas las lecturas:

...

Tomo II - Salterio 4ª Semana

Santos Sotero y Cayo pps, Leónidas mr,
Oportuna ab, Teodoro ob.

 

JORNADA MUNDIAL POR LAS VOCACIONES

Papa Francisco: Cristo es el Pastor verdadero, que realiza el modelo más alto de amor por el rebaño: Él dispone libremente de su propia vida, nadie se la quita, sino que la dona en favor de las ovejas. En abierta oposición a los falsos pastores, Jesús se presenta como el verdadero y único Pastor del pueblo. En la figura de Jesús, Pastor bueno, contemplamos a la Providencia de Dios, su solicitud paternal por cada uno de nosotros. ¡No nos deja solos! La consecuencia de esta contemplación de Jesús, Pastor verdadero y bueno, es la exclamación de conmovido estupor que nos ofrece san Juan: «Mirad qué amor nos ha tenido el Padre...» (1,Juan 3, 1). Es verdaderamente un amor sorprendente y misterioso, porque donándonos a Jesús como Pastor que da la vida por nosotros, el Padre nos ha dado lo más grande y precioso que nos podía donar. Pero contemplar y agradecer no basta. También hay que seguir al buen Pastor (26-4-2015).

Monición única para todas las lecturas

El protagonista de hoy, como no podía ser de otra manera en Pascua, es Cristo Jesús, a quien las lecturas proclaman como la piedra angular, como el Salvador y como el Buen Pastor. Atentos escuchemos la voz del Buen Pastor. 

...

Tomo II - Salterio 3a semana

Santos Damián de Molokai pb, Abundio cf,
Teodoro y Pausilipo mrs.

 

Papa Francisco: [Vosotros sois testigos de todo esto]. El testigo es uno que ha visto, que recuerda y cuenta. Ver, recordar y contar son los tres verbos que describen la identidad y la misión. El testigo es uno que ha visto, con ojo objetivo, ha visto una realidad, pero no con ojo indiferente; ha visto y se ha dejado involucrar por el acontecimiento. Por eso recuerda, no solo porque sabe reconstruir en modo preciso los hechos sucedidos, sino también porque aquellos hechos le han hablado y él ha captado el sentido profundo. Entonces el testigo cuenta, no de manera fría y distante sino como uno que se ha dejado poner en cuestión y desde aquel día ha cambiado de vida. Cristo puede ser testimoniado por quienes han tenido una experiencia personal de Él, en la oración y en la Iglesia, a través de un camino que tiene su fundamento en el Bautismo, su alimento en la Eucaristía, su sello en la Confirmación, su continua conversión en la Penitencia (19-4-2015).

 

Monición única para todas las lecturas

 Tanto el evangelio como la primera lectura nos expresan la necesidad de dar testimonio de nuestra experiencia pascual. La primera carta de Juan, por su parte, nos recuerda que ese testimonio es fruto del verdadero conocimiento de Dios y ha de traducirse en el cumplimiento de sus mandamientos, el primero de los cuales es el amor. Atentos escuchemos.

...

Tomo II - Salterio 2ª Semana

Santos Dionisio de Corinto ob,
Julia Billiart vg, Ágabo NT

 

DOMINGO DE LA DIVINA MISERICORDIA

Papa Francisco: Compartamos con alegría este momento de oración que nos introduce en el Domingo de la Misericordia, muy deseado por san Juan Pablo II -hoy, en el 2005 se nos fue- y quería esto para hacer realidad una petición de santa Faustina. El apóstol Tomás es un testarudo. No había creido. Y ha encontrado la fe cuando ha tocado las llagas del Señor. Una fe que no es ni paz de meterse en las llagas del Señor no es fe. Una fe que no es capaz de ser misericordiosa, como son signos de misericordia las llagas del Señor, no es fe: es idea, es ideología. Nuestra fe es encarnada en Dios que se ha hecho carne, que se ha hecho pecado, que ha sido herido por nosotros. Si queremos creer seriamente y tener fe, debemos acercarnos y tocar aquellas llagas. Acariciar aquellas llagas e incluso bajar la cabeza y dejar que los otros acaricien nuestras heridas. Que sea el Espíritu Santo |quien dé esos pasos: Él es el amor, él es la misericordia que se comunica a nuestros corazones. Permanezcamos con el corazón abierto, para que el Espíritu pueda transformarlo; y así, perdonados, reconciliados, inmersos en las llagas del Señor, seamos testigos de la alegría que brota del encuentro con el Señor Resucitado, vivo entre nosotros (2-4-2016).

...