Agenda

18 Ene 2019
19:30
Eucaristía Diaria Santo Cristo
18 Ene 2019
20:00
Exposición del Santísimo y Rezo de la Coronilla de la Misericordia
19 Ene 2019
17:30
Ermita de Fátima Eucaristia Sabados
19 Ene 2019
19:30
Eucaristía Diaria Santo Cristo
20 Ene 2019
10:30
Eucaristía -Virgen de la Cabeza
20 Ene 2019
12:30
Eucaristía Domingos Santo Cristo
20 Ene 2019
19:30
Eucaristía Diaria Santo Cristo
21 Ene 2019
19:30
Eucaristía Diaria Santo Cristo
22 Ene 2019
19:30
Eucaristía Diaria Santo Cristo
23 Ene 2019
19:30
Eucaristía Diaria Santo Cristo

Si quieres que recemos por tí, comunícanos tu intención

Nombre 
Intención 
    

SANTO TRIDUO PASCUAL
Desde la tarde del Jueves hasta todo el Domingo de Pascua

JUEVES SANTO DE LA CENA DEL SEÑOR
Santos Eustasio ob, Guillermo Tempier ob, Ludolfo ob

 

Papa Francisco: Este jueves, Jesús estaba a la mesa con los discípulos, celebrando la fiesta de la Pascua. Y el Evangelio contiene una frase que es precisamente el centro de lo que hizo Jesús por todos nosotros: «Habiendo amado a los suyos que estaban en el mundo, los amo hasta el extremo». Jesús nos amó. Jesús nos ama. El amor de Jesús por nosotros no tiene límites: cada vez más, cada vez más. No se cansa de amar. A ninguno. Nos ama a todos nosotros. hasta el punto de dar la vida por nosotros. Sí, dar la vida por todos nosotros, sí, dar la vida por cada uno de nosotros. Y cada uno puede decir: «Dio la vida por mi». Por cada uno ha dado la vida por ti, por mí, por él... por cada uno con nombres y apellidos Su amor es así: personal. El amor de Jesús nunca defrauda, porque El no se cansa de amar, como no se cansa de perdonar, no se cansa de  abrazarnos. Jesús nos amó, a cada uno de nosotros, hasta el extremo (2-4-2015).

Monición única para todas las lecturas

Las lecturas del día de hoy giran en torno a la celebración de la Cena Pascual que realizaban los judíos, misma que también celebró Jesús, a la cual le dio un nuevo sentido, tal como lo narra San Juan en su evangelio y nos lo recuerda San Pablo. Escuchemos con atención los diferentes relatos que nos ilustran esta gran celebración.

...

Tomo II. Salterio: 2ª semana

Santos Dimas (Buen Ladrón) NT,
Matrona mr, Margarita Clitherow mf mr,
Lucia Filippini rl

 

S E M A N A   S A N T A

Papa Francisco: «¡Bendito el que viene en nombre del Señor!», gritaba festiva la muchedumbre de Jerusalén recibiendo a Jesús. Hemos hecho a nuestro aquel entusiasmo, agitando las palmas y los ramos de olivo, hemos expresado la alabanza y el gozo, el deseo de recibir a Jesús que viene a nosotros. Sí, del mismo modo que entró en Jerusalén, desea también entrar en nuestras ciudades y en nuestras vidas. Sin embargo, la Liturgia de hoy nos enseña que ll) Señor no> nos ha salvado con una entrada triunfal o mediante milagros poderosos. El apóstol Pablo, en la segunda lectura, sintetiza con dos verbos el recorrido de la redención: «se despojó» y «se humillo» a sí mismo. Pero esto es solamente El inicio. La humillación de Jesús llega al extremo en la Pasión: es vendido por treinta monedas y traicionado por un beso de un discípulo que él había elegido y llamado amigo. Casi todos los otros huyen y lo abandonan; Pedro lo niega tres veces en el patio del templo. Humillado en el espíritu con burlas, insultos y salivazos; sufre en el cuerpo violencias atroces, los golpes, los latigazos y la corona de espinas desfiguran su aspecto haciéndolo irreconocible. Sufre también la infamia y la condena inicua de las autoridades, religiosas y políticas: es hecho pecado y reconocido injusto (20-3-2016).

...

Desde el lunes día 12, al Jueves día 15, la Iglesia Parroquial Cristo de la Misericordia, permanecera cerrada, por obras de remodelación,

Las Eucaristías durante este tiempo se celebraran en la Capilla de Fatima a la misma hora.

El viernes día 18 se retomara de nuevo el culto en el Templo Parroquial

Tomo II Salterio 1ª Semana

Santos CIRILO DE JERUSALÉN ob dc,
Salvador de Horta rl, Eduardo re

 

DÍA DEL SEMINARIO

Papa Francisco: Jesús usa una imagen sencilla y sugestiva, la del «grano de trigo» que, al caer en la tierra, muere para dar fruto. En esta imagen encontramos otro aspecto de la Cruz de Cristo: el de la fecundidad. La cruz de Cristo es fecunda. La muerte de Jesús, de hecho, es una fuente inagotable de vida nueva, porque lleva en sí la fuerza regeneradora del amor de Dios. Inmersos en este amor por el Bautismo, los cristianos pueden convertirse en «granos de trigo» y dar mucho fruto si, al igual que Jesús, «pierden la propia vida» por amor a Dios y a los hermanos. Por este motivo, a aquellos que también hoy «quieren ver a Jesús», a los que están en búsqueda del rostro de Dios; a quien recibió una catequesis cuando era pequeño y luego no la profundizó más y quizá ha perdido la fe; a muchos que aún no han encontrado a Jesús personalmente...; a todas estas personas podemos ofrecerles tres cosas: el Evangelio; el Crucifijo y el testimonio de nuestra fe, pobre pero sincera (22-3-2015).

...

Tomo II Salterio IV Semana

Santos Vicente de León ab, Sofronio ob,
Domingo Câm pb mr

Papa Francisco: El Evangelio de hoy nos vuelve a proponer las palabras que Jesús dirigió a Nicodemo: «Tanto amó Dios al mundo, que entrego a su Unigénito». Al escuchar estas palabras, dirijamos la mirada de nuestro corazón a Jesús Crucificado y sintamos dentro de nosotros que Dios nos ama, nos ama de verdad, y nos ama en gran medida. Esta es la expresión más sencilla que resume todo el Evangelio, toda la fe, toda la teología: Dios nos amo con amor grande, y sin medida. Dice la Plegaria eucarística IV: «Cuando [el hombre] por desobediencia perdió tu amistad, no lo abandonaste al poder de la muerte, sino que, compadecido, tendiste la mano a todos». Vino con su misericordia. Como en la creación
El también en las etapas sucesivas de la historia de la salvación destaca la gratuidad del amor de Dios. Y cuando llega «la plenitud de los tiempos», a pesar de que los hombres en más de una ocasión quebrantaron la alianza, Dios, en lugar de abandonarlos, estrechó con ellos un vínculo nuevo, en la sangre de Jesús -el vinculo de la nueva y eterna alianza-, un vínculo que jamás nada podrá romperlo (15-3-2015).

 

Monición única para todas las lecturas

Por amor, Dios perdona al pueblo a pesar de su infidelidad y le permite regresar del exilio, como leemos en el pasaje del libro de las Crónicas. Y tanto amó Dios al mundo que entregó a la muerte a su Hijo para que creyendo en él tengamos vida eterna, dice el pasaje del evangelio. La misma idea recoge el texto de la carta a los Efesios: por amor, cuando estábamos muertos por el pecado, él nos devolvió la vida con la resurrección de Jesús. Atentos escuchemos este mensaje.

 PRIMERA LECTURA  

Lectura del segundo libro de las Crónicas 36, 14-16. 19-23

En aquellos días, todos los jefes de los sacerdotes y el pueblo multiplicaron sus infidelidades, según las costumbres abominables de los gentiles, y mancharon la casa del Señor, que él se había construido en Jerusalén. El Señor, Dios de sus padres, les envió desde el principio avisos por medio de sus mensajeros, porque tenía compasión de su pueblo y de su morada. Pero ellos se burlaron de los mensajeros de Dios, despreciaron sus palabras y se mofaron de sus profetas, hasta que subió la ira del Señor contra su pueblo a tal punto que ya no hubo remedio. Los caldeos incendiaron la casa de Dios y derribaron las murallas de Jerusalén; pegaron fuego a todos sus palacios y destruyeron todos sus objetos preciosos. Y a los que escaparon de la espada los llevaron cautivos a Babilonia, donde fueron esclavos del rey y de sus hijos hasta la llegada del reino de los persas; para que se cumpliera lo que dijo Dios por boca del profeta Jeremías: «Hasta que el país haya pagado sus sábados, descansará todos los días de la desolación, hasta que se cumplan los setenta años». En el año primero de Ciro, rey de Persia, en cumplimiento de la palabra del Señor, por boca de Jeremías, movió el Señor el espíritu de Ciro, rey de Persia, que mandó publicar de palabra y por escrito en todo su reino: «Así habla Ciro, rey de Persia: "El Señor, el Dios de los cielos, me ha dado todos los reinos de la tierra. Él me ha encargado que le edifique una casa en Jerusalén, en Judá. Quien de entre vosotros pertenezca a su pueblo, ¡sea su Dios con él, y suba!"».

...

III Domingo de Cuaresma Ciclo B (4 de marzo de 2018)

Tomo II Salterio de la III Semana

Santos CASIMIRO re,
Apiano rl, Basino ob

 

DÍA Y COLETA DE HISPANOAMERICA

Papa Francisco: El Evangelio de hoy nos presenta el episodio de la expulsión de los vendedores del templo. Jesús «hizo un látigo con cuerdas, los echó a todos del Templo, con ovejas y bueyes», el dinero, todo. Fue un gesto profètico, tanto que algunos de los presentes le preguntaron a Jesús: «¿Qué signos nos muestras para obrar así?». Buscaban una señal divina, prodigiosa, que acreditará a Jesús como enviado de Dios. Y Él les respondió: «Destruid este templo y en tres días lo levantaré». El Señor se refería al templo vivo de su cuerpo. En este tiempo de Cuaresma nos estamos preparando para la celebración de la Pascua, en la que renovaremos las promesas de nuestro bautismo. Caminemos en el mundo como Jesús y hagamos de toda nuestra existencia un signo de su amor para nuestros hermanos, especialmente para los más débiles y los más pobres, construyamos para Dios un templo en nuestra vida. Y así lo hacemos «encontrable» para muchas personas que hallamos en nuestro camino (8-3-2015).

...

Tomo II Salterio Segunda Semana

Santos Luis Versiglia y Calixto mrs,
Aldetrudis vg ab, Toribio Romo pb mr,
Cesáreo cf, Néstor ob mr, Sebastián A. rl.
Beato Ciriaco M.a Sancha ob.

Papa Francisco: En este segundo domingo de Cuaresma, la iglesia nos indica la finalidad de este itinerario de conversión, o sea la participación de la gloria de Cristo, en quien resplandece su rostro de Siervo obediente, muerto y resucitado por nosotros... La página evangélica nos cuenta el evento de la Transfiguración, que se coloca en el ápice del ministerio público de Jesús. Una nube blanca los envuelve y resuena desde lo alto la voz del Padre: «Este es mi Hijo el amado: escuchadlo». (Mc 9,7). Escuchar a Cristo, de hecho, comporta asumir la lógica  de su ministerio pascual, ponerse en camino con él, para hacer de la propia existencia un don de amor a los otros, en dócil obediencia a la voluntad de Dios, con una actitud de separación de las cosas mundanas y de libertad interior. El camino de Jesús siempre nos lleva a la felicidad, habrá en medio una cruz o las pruebas, pero al final nos lleva siempre a la felicidad. Jesús no nos engaña. Nos prometió la felicidad y nos la dará si seguimos su camino (1-3-2015).

Monición de entrada

Nos disponemos hermanos a celebrar la Santa Misa en este Segundo Domingo de Cuaresma, en el que cada año leemos la escena de la transfiguración de Jesús ante sus discípulos, este año según San Marcos. Esta escena aparece como muy importante en el evangelio: es la revelación solemne de Jesús como Hijo, como predilecto, como Maestro. Dejemos que hoy también se nos revele a nosotros. De pie, cantamos...

...

Tomo II - Salterio I Semana

Santos Sadot ob y co mrs, Eladio ob,
Francisco Regis pb mr.

Beato Juan de Fiésole (Fray Angélico) pb

Papa Francisco: Hoy es el primer domingo de este tiempo litúrgico -la Cuaresma- que hace referencia a los cuarenta días que Jesús pasó en el desierto, después del bautismo en el río Jordán. Escribe san Marcos en el Evangelio de hoy: «El Espíritu lo empujó al desierto. Se quedó en el desierto cuarenta días, siendo tentado por Satanás; vivía con las fieras y los ángeles lo servían. Él, en esos cuarenta días de soledad, se enfrentó a Satanás «cuerpo a cuerpo», desenmascaró sus tentaciones y lo venció. Y en Él hemos vencido todos, pero a nosotros nos toca proteger esta victoria en nuestra vida diaria. Mientras atravesamos el desierto» cuaresmal, mantengamos la mirada dirigida a la Pascua, que es la victoria definitiva de Jesús contra el Maligno, contra el pecado y contra la muerte. He aquí entonces el significado de este primer domingo de Cuaresma: volver a situarnos decididamente en la senda de Jesús, la senda de conduce a la vida. Mirar a Jesús, lo que hizo Jesús, e ir con Él (22-2-2015).

 

Monición única para todas las lecturas

Las lecturas de hoy exponen la realidad del pecado y la respuesta amorosa de Dios. A pesar de la perversión humana en tiempos de Noé, Dios decide iniciar una nueva creación y establece un pacto con el ser humano, recordado en la segunda lectura. En el evangelio Jesús ofrecer la nueva y definitiva alianza para el mundo: el Reinado de Dios. Escuchemos atentos.

...

Tomo III Salterio 2ª Semana

NTRA. SRA. DE LOURDES.
Santos Pedro Maldonado pb mr,
Sotera vg mr, Pascual I pp

I JORNADA MUNDIAL DEL ENFERMO (LOURDES)

COLECTA CAMPAÑA CONTRA EL HAMBRE EN EL MUNDO

Papa francisco: La curación del leproso se desarrolla en tres breves pasajes: la invocación del enfermo, la respuesta de Jesús, las consecuencias,de la curación prodigiosa. El leproso suplica a Jesús «de rodillas» y le dice: «Si quieres, puedes limpiarme». Ante esta oración humilde y confiada Jesús reacciona con una actitud profunda de su alma: la compasión, que significa "padecer-con-el otro”. La misericordia de Dios supera toda barrera y la mano de Jesús toca al leproso. El no se coloca a una distancia de seguridad y no actúa por poder, sino que se expone directamente al contagio de nuestro mal; y asi precisamente nuestro mal se convierte en el punto del contacto: Él Jesús toma de nosotros nuestra humanidad enferma y nosotros tomamos de Él su humanidad sana y sanadora. Esto ocurre cada vez que recibimos con fe un Sacramentó: el Señor Jesús nos “toca” y nos dona su gracia. Hoy, a nosotros, el Evangelio de la curación del leproso nos dice que, si queremos ser verdaderos discípulos de Jesús, estamos llamados a convertirnos, unidos a Él, en instrumentos de su amor misericordioso, superando todo tipo de marginación (15-2-2015).

...