Agenda

20 Mar 2019
19:30
Eucaristía Diaria Santo Cristo
21 Mar 2019
19:30
Eucaristía Diaria Santo Cristo
22 Mar 2019
19:30
Eucaristía Diaria Santo Cristo
22 Mar 2019
20:00
Exposición del Santísimo y Rezo de la Coronilla de la Misericordia
23 Mar 2019
17:30
Ermita de Fátima Eucaristia Sabados
23 Mar 2019
19:30
Eucaristía Diaria Santo Cristo
24 Mar 2019
10:30
Eucaristía -Virgen de la Cabeza
24 Mar 2019
12:30
Eucaristía Domingos Santo Cristo
24 Mar 2019
19:30
Eucaristía Diaria Santo Cristo
25 Mar 2019
19:30
Eucaristía Diaria Santo Cristo

Si quieres que recemos por tí, comunícanos tu intención

Nombre 
Intención 
    

Domingo I de Cuaresma. Ciclo C. (10 marzo de 2019)

Liturgia de las Horas: Tomo II. Salterio 1ª semana

Santos: Cayo y Alejandro mrs, Macario ob,
Víctor mr, Juan Ogilvie pb mr,

M. Eugenia Milleret vg.

Beatos: Mateo Elías del Socorro Nieves pb mr,

Juan José Lataste pb

 

Papa Francisco: En este primer domingo de Cuaresma, el Evangelio nos introduce en el camino hacia la Pascua, mostrando a Jesús que permanece durante cuarenta días en el desierto, sometido a las tentaciones del diablo. Durante los cuarenta días de la Cuaresma, como cristianos estamos invitados a seguir las huellas de Jesús y afrontar el combate espiritual contra el maligno con la fuerza de la Palabra de Dios. No con nuestra palabra, no sirve. La Palabra de Dios: esa tiene la fuerza para derrotar a satanás. Por esto es necesario familiarizarse con la Biblia: leerla a menudo, meditarla, asimilarla. La Biblia contiene la Palabra de Dios, que es siempre actual y eficaz. Alguno ha dicho: ¿qué sucedería si usáramos la Biblia como tratamos nuestro móvil? ¿qué sucedería? Claramente la comparación es paradójica, pero hace reflexionar. De hecho, si tuviéramos la Palabra de Dios siempre en el corazón, ninguna tentación podría alejarnos de Dios y ningún obstáculo podría hacer que nos desviáramos del camino del bien; sabríamos vencer las sugestiones diarias del mal que está en nosotros y fuera de nosotros; nos encontraríamos más capaces de vivir una vida resucitada según el Espíritu, acogiendo y amando a nuestros hermanos, especialmente a los más débiles y necesitados, y también a nuestros enemigos (5-3-2017).

Monición única para todas las lecturas 

La Cuaresma es  tiempo de prueba y esfuerzo en el camino de maduración hacia la Pascua, tiempo de gracia para experimentar al Dios liberador en la vida. De esto nos habla el libro del Deuteronomio, que, cuando se refiere a la ofrenda de las primicias, recuerda inmediatamente la historia del éxodo y la liberación de Israel de la esclavitud. Como el salmista, también los judíos experimentaron en Egipto la compañía de Dios en la prueba. Pablo habla a los cristianos de Roma de la fe en Jesús, el Señor, que salva y libera de todos los demás “señores” que dividen y esclavizan. Y es que Jesús también fue capaz de superar la prueba gracias a la fuerza del Espíritu y de mantenerse libre ante otros “señores”. Escchemos atentamente.

PRIMERA LECTURA     

Lectura del libro del Deuteronomio 26, 4-10

Dijo Moisés al pueblo: —«El sacerdote tomará de tu mano la cesta con las primicias y la pondrá ante el altar del Señor, tu Dios. Entonces tú dirás ante el Señor, tu Dios: "Mi padre fue un arameo errante, que bajó a Egipto, y se estableció allí, con unas pocas personas. Pero luego creció, hasta convertirse en una raza grande, potente y numerosa. Los egipcios nos maltrataron y nos oprimieron, y nos impusieron una dura esclavitud. Entonces clamamos al Señor, Dios de nuestros padres, y el Señor escuchó nuestra voz, miró nuestra opresión, nuestro trabajo y nuestra angustia. El Señor nos sacó de Egipto con mano fuerte y brazo extendido, en medio de gran terror, con signos y portentos. Nos introdujo en este lugar, y nos dio esta tierra, una tierra que mana leche y miel. Por eso, ahora traigo aquí las primicias de los frutos del suelo que tú, Señor, me has dado". Lo pondrás ante el Señor, tu Dios, y te postrarás en presencia del Señor, tu Dios».

Palabra de Dios.

Salmo responsorial: Salmo 90, 1-2. 10-11. 12-13. 14-15 

R. Está conmigo, Señor, en la tribulación.

Tú que habitas al amparo del Altísimo,
que vives a la sombra del Omnipotente,
di al Señor: «Refugio mío, alcázar mío,
Dios mío, confío en ti». R.

No se te acercará la desgracia,
ni la plaga llegará hasta tu tienda,
porque a sus ángeles ha dado órdenes
para que te guarden en tus caminos. R.

Te llevarán en sus palmas,
para que tu pie no tropiece en la piedra; 
caminarás sobre áspides y víboras,
pisotearás leones y dragones. R. .

«Se puso junto a mí: lo libraré;
lo protegeré porque conoce mi nombre,
me invocará y lo escucharé.
Con él estaré en la tribulación,
lo defenderé, lo glorificaré». R.

SEGUNDA LECTURA

Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Romanos 10, 8-13

Hermanos: La Escritura dice: «La palabra está cerca de ti: la tienes en los labios y en el corazón». Se refiere a la palabra de la fe que os anunciamos. Porque, si tus labios profesan que Jesús es el Señor, y tu corazón cree que Dios lo resucitó de entre los muertos, te salvarás. Por la fe del corazón llegamos a la justificación, y por la profesión de los labios, a la salvación. Dice la Escritura: «Nadie que cree en él quedará defraudado». Porque no hay distinción entre judío y griego; ya que uno mismo es el Señor de todos, generoso con todos los que lo invocan. Pues «todo el que invoca el nombre del Señor se salvará».

Palabra de Dios.

EVANGELIO

 Lectura del santo evangelio según san Lucas 4, 1-13

En aquel tiempo, Jesús, lleno del Espíritu Santo, volvió del Jordán y, durante cuarenta días, el Espíritu lo fue llevando por el desierto, mientras era tentado por el diablo. Todo aquel tiempo estuvo sin comer, y al final sintió hambre. Entonces el diablo le dijo: —«Si eres Hijo de Dios, dile a esta piedra que se convierta en pan». Jesús le contestó: —«Está escrito: "No sólo de pan vive el hombre"». Después, llevándole a lo alto, el diablo le mostró en un instante todos los reinos del mundo y le dijo: —«Te daré el poder y la gloria de todo eso, porque a mí me lo han dado, y yo lo doy a quien quiero. Si tú te arrodillas delante de mí, todo será tuyo». Jesús le contestó: —«Está escrito: "Al Señor, tu Dios, adorarás y a él sólo darás culto"». Entonces lo llevó a Jerusalén y lo puso en el alero del templo y le dijo: —«Si eres Hijo de Dios, tírate de aquí abajo, porque está escrito: "Encargará a los ángeles que cuiden de ti", y también: "Te sostendrán en sus manos, para que tu pie no tropiece con las piedras"». Jesús le contestó: —«Está mandado: "No tentarás al Señor, tu Dios"». Completadas las tentaciones, el demonio se marchó hasta otra ocasión.

Palabra del Señor.

Oración de los fieles

A cada petición responderemos todos: No nos dejes caer en la tentación

  1.  En este tiempo de Cuaresma, Tú te pones al frente de tu pueblo para guiarlo hacia la Pascua... haz, Señor que el papa, obispos y sacerdotes nos sepan conducir a todos hacia la Pascua definitiva. Oremos.
  2. En este tiempo de Cuaresma, Tú nos vuelves a decir que te haces presente en el hambre y la sed de los hombres y las mujeres de hoy... haz que los gobernantes del mundo entero luchen por la erradicación del hambre y la miseria. Oremos.
  3. En este tiempo de Cuaresma, Tú nos invitas a compartir... haz que todos sepamos compartir con los más necesitados, no solo nuestros bienes materiales, sino nuestro tiempo para darles consuelo y fortaleza. Oremos.
  4. En este tiempo de Cuaresma, Tú nos invitas al ayuno y la penitencia... Danos, a los que compartimos hoy este banquete,  la fuerza de tu Espíritu para poder mortificar nuestro cuerpo y ofrecerte un sacrificio agradable a tu presencia. Oremos.

Oración

CRISTO, me das una excelente lección de vida, frente al demonio tentador rechazas rotundamente una conversación con él y le tapas la boca con Palabra de Dios. No quiero milagritos, ni poder ni ostentación que venga de Satán. Ayúdame a vivir esta Cuaresma en el silencio, recogido, atento a tu Espíritu que vive dentro de mí.