Agenda

Sin eventos

Si quieres que recemos por tí, comunícanos tu intención

Nombre 
Intención 
    

Fiesta del Bautismo del Señor Ciclo B (10 de enero de 2021)

Santos Gregorio de Nisa ob,
Miltiades pp, Guillermo ob. 

Beatos Ana de los Ángeles vg, Gonzalo pb

Papa Francisco: La celebración del Bautismo del Señor concluye hoy el tiempo de Navidad y nos Invita a pensar en nuestro bautismo. 1. Jesús quiso recibir el bautismo predicado y administrado por Juan el Bautista en el Jordán. Era un bautismo de penitencia: los que se acercaban manifestaban el deseo de ser purificados de los pecados y, con la ayuda de Dios, se comprometían a comenzar una nueva vida. Entendemos así la gran humildad de Jesús, el que no había pecado, poniéndose en fila con los penitentes, mezclado entre ellos para ser bautizado en las aguas del río. ¡Cuánta humildad tiene Jesús! Y al hacerlo, manifestó lo que hemos celebrado en Navidad: la disponibilidad de Jesús para sumergirse en el río de la humanidad, para asumir las deficiencias y debilidades de los hombres, para compartir su deseo de liberación y superación de todo lo que aleja de Dios y hace extraños a los hermanos. 2. El Evangelio de hoy subraya que Jesús, «apenas salió del agua vio rasgarse los cielos y al Espíritu que bajaba hacia él como una paloma». El Espíritu Santo desciende en plenitud sobre Jesús para darle la fortaleza de cumplir su misión en el mundo. El Espíritu es el artífice del bautismo de Jesús y también de nuestro bautismo. Él nos abre los ojos del corazón a la verdad, a toda la verdad. Empuja nuestra vida por el sendero de la caridad. Él es el don que el Padre ha dado a cada uno de nosotros el día de nuestro bautismo. Él, el Espíritu, nos transmite la ternura del perdón divino. Y siempre es él, el Espíritu Santo, quien hace resonar la reveladora Palabra del Padre: «Tú eres mi Hijo». 3. La fiesta del bautismo de Jesús invita a cada cristiano a recordar su bautismo. ¿Sabéis la fecha de vuestro bautismo? Si no sabéis la fecha o la habéis olvidado, al volver a casa, preguntádselo a vuestra madre, a la abuela, al tío, a la tía, al padrino... Y de esa fecha tenemos que acordarnos siempre, porque es una fecha de fiesta, es la fecha en la que el Padre nos dio al Espíritu Santo que nos impulsa a caminar, es la fecha del gran perdón. No lo olvidéis: ¿cuál es mi fecha de bautismo? (7-1-2018).

Monición única para todas las lecturas

Estamos celebrando la Fiesta del Bautismo del Señor, y todas las lecturas de hoy están escogidas para ayudarnos a comprender el significado de este acontecimiento y descubrir, más allá de las apariencias, que Jesús es el Hijo amado de Dios, ungido por la fuerza de su Espíritu para una misión de salvación. Con mucha atención escuchemos esta Buena Nueva.

PRIMERA LECTURA 

Lectura del libro de Isaías 42, 1-4. 6-7

Así dice el Señor: «Mirad a mi siervo, a quien sostengo; mi elegido, a quien prefiero. Sobre él he puesto mi espíritu, para que traiga el derecho a las naciones. No gritará, no clamará, no voceará por las calles. La caña cascada no la quebrará, el pábilo vacilante no lo apagará. Promoverá fielmente el derecho, no vacilará ni se quebrará, hasta implantar el derecho en la tierra, y sus leyes que esperan las islas. Yo, el Señor, te he llamado con justicia, te he cogido de la mano, te he formado, y te he hecho alianza de un pueblo, luz de las naciones. Para que abras los ojos de los ciegos, saques a los cautivos de la prisión, y de la mazmorra a los que habitan las tinieblas».

Palabra de Dios. 

Salmo responsorial: Salmo 28, 1a y 2. 3ac-4. 3b y 9b-10 

  1. El Señor bendice a su pueblo con la paz.

Hijos de Dios, aclamad al Señor,
aclamad la gloria del nombre del Señor,
postraos ante el Señor en el atrio sagrado. R. 

La voz del Señor sobre las aguas,
el Señor sobre las aguas torrenciales.
La voz del Señor es potente,
la voz del Señor es magnífica. R. 

El Dios de la gloria ha tronado.
En su templo un grito unánime: «¡Gloria!».
El Señor se sienta por encima del aguacero,
el Señor se sienta como rey eterno. R.  

SEGUNDA LECTURA

Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles 10, 34-38

En aquellos días, Pedro tomó la palabra y dijo: —«Está claro que Dios no hace distinciones; acepta al que lo teme y practica la justicia, sea de la nación que sea. Envió su palabra a los israelitas, anunciando la paz que traería Jesucristo, el Señor de todos. Conocéis lo que sucedió en el país de los judíos, cuando Juan predicaba el bautismo, aunque la cosa empezó en Galilea. Me refiero a Jesús de Nazaret, ungido por Dios con la fuerza del Espíritu Santo, que pasó haciendo el bien y curando a los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él».

Palabra de Dios. 

EVANGELIO

Lectura del santo evangelio según san Marcos 1, 7-11

En aquel tiempo, proclamaba Juan: —«Detrás de mí viene el que puede más que yo, y yo no merezco agacharme para desatarle las sandalias. Yo os he bautizado con agua, pero él os bautizará con Espíritu Santo». Por entonces llegó Jesús desde Nazaret de Galilea a que Juan lo bautizara en el Jordán. Apenas salió del agua, vio rasgarse el cielo y al Espíritu bajar hacia él como una paloma. Se oyó una voz del cielo: —«Tú eres mi Hijo amado, mi predilecto».

Palabra del Señor.

Oración de los fieles

  1. Por nuestra Santa Madre Iglesia, de la que somos miembros por el bautismo, para que tome una firme posición contra el pecado y acoja con bondad a los pecadores que vuelven al Padre, perseverando en el camino de conversión y purificación tras su Maestro. Oremos.
  1. Por el Papa y todos los que están comprometidos en la nueva evangelización, para que, a través del ministerio de la predicación, anuncien a todo hombre el inmenso don del Bautismo, mediante el cual podemos ser renovados interiormente a imagen del Hijo, en quien el Padre ha puesto su complacencia. Oremos.
  2. Por las personas que aún no han descubierto la presencia y la acción del Espíritu Santo en su vida y llevan a cuestas el peso de la existencia, cada día más gravoso, para que puedan abrirse al Consolador, y que su vida, enriquecida con los dones y carismas del Espíritu, sea alegre, suave y libre. Oremos
  3. Por los que sufren en el mundo, especialmente los migrantes, para que Dios les asista y proteja. Oremos.
  4. Por esta comunidad reunida en torno al Banquete Eucarístico, para que vivamos nuestro bautismo actuando como hijos de Dios. Oremos.

Oración:

JESÚS, en este último día del Tiempo de Navidad, la liturgia da un asalto de treinta años de tu vida, para poner delante de mí a todo un hombre, que ha pasado su infancia y juventud en el silencio de la casita de Nazaret con María y José, y, en los últimos años solo con María. Treinta años de silencio, oración y trabajo, y solo quedan tres para tu misión en medio de las muchedumbres. Comienzas por pasar como un pecador más que va al Jordán a ser bautizado. Dios Padre te declara su Hijo amado que le complaces, y Juan te declara Mesías. ¿Y yo? Quiero complacerte en toda mi vida de fiel amistad contigo y ser, porque tú quieres que yo lo comparta, hijo amado de Dios.