Agenda

05 Jun 2020
20:00
Exposición del Santísimo y Rezo de la Coronilla de la Misericordia
06 Jun 2020
17:00
Fatima
12 Jun 2020
20:00
Exposición del Santísimo y Rezo de la Coronilla de la Misericordia
13 Jun 2020
17:00
Fatima
19 Jun 2020
20:00
Exposición del Santísimo y Rezo de la Coronilla de la Misericordia
20 Jun 2020
17:00
Fatima
26 Jun 2020
20:00
Exposición del Santísimo y Rezo de la Coronilla de la Misericordia
27 Jun 2020
17:00
Fatima
03 Jul 2020
20:00
Exposición del Santísimo y Rezo de la Coronilla de la Misericordia
04 Jul 2020
17:00
Fatima

Si quieres que recemos por tí, comunícanos tu intención

Nombre 
Intención 
    

Solemnidad de la Ascensión del Señor Ciclo A

(24 de mayo de 2020)

Liturgia de las Horas: Tomo II -Salterio 3ª semana

María Auxiliadora. Santos Vicente de
Lérins pb mj, Simeón Estilita pb er,
Juana mujer de Cusa NT,
Traslación de Santo Domingo

JORNADA MUNDIAL DE LAS COMUNICACIONES SOCIALES

Papa Francisco: En muchos países se celebra hoy la solemnidad de la Ascensión del Señor. Esta fiesta contiene dos elementos. 1. Por una parte, la Ascensión orienta nuestra mirada al cielo, donde Jesús glorificado se sienta a la derecha de Dios. 2. Por otra parte, nos recuerda el inicio de la misión de la Iglesia: Jesús resucitado ha subido al cielo y envía a sus discípulos a difundir el Evangelio por todo el mundo. La Ascensión nos exhorta a levantar la mirada al cielo, para después dirigirla ir mediatamente a la tierra, llevando adelante las tareas que el Señor resucitado nos confía La misión confiada por Jesús a los apóstoles ha proseguido a través de los siglos, y prosigue todavía hoy: requiere la colaboración de todos nosotros. Cada uno, en efecto, por el bautismo que ha recibido está habilitado por su parte para anunciar el Evangelio. La Ascensión del Señor al cielo, mientras inaugura una nueva forma de presencia de Jesús en medio de nosotros, nos pide que tengamos ojos y corazón para encontrarlo, para ser virio y para testimoniarlo a los demás. Se trata de ser hombres y mujeres de la Ascensión, es decir, buscadores de Cristo a lo largo de los caminos de nuestro tiempo, llevando su palabra de salvación hasta los confines de la tierra (13-5-2018).

Monición única para todas las lecturas

Todas las lecturas de hoy iluminan el misterio de la Ascensión. Los Hechos de los Apóstoles nos narra la ascensión de Jesús a los cielos y su promesa del Espíritu Santo. El salmo se acomoda perfectamente a la fiesta y nos ayuda a entender que, subiendo al cielo, Jesús es entronizado como “rey de toda la tierra”. Este aspecto está aún mejor desarrollado en la Carta a los Efesios, donde se insiste en que la resurrección ha otorgado a Cristo la plenitud del poder junto a Dios. Precisamente lo mismo que proclama el Resucitado en el evangelio de Mateo con el envío de los discípulos y su promesa de permanecer con ellos para siempre. Con atención escuchemos.

PRIMERA LECTURA

Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles 1, 1-11

En mi primer libro, querido Teófilo, escribí de todo lo que Jesús fue haciendo y enseñando hasta el día en que dio instrucciones a los apóstoles que había escogido movido por el Espíritu Santo, y ascendió al cielo. Se les presentó después de su pasión, dándoles numerosas pruebas de que estaba vivo, y, apareciéndoseles durante cuarenta días, les habló del Reino de Dios. Una vez que comían juntos, les recomendó: —«No os alejéis de Jerusalén; aguardad que se cumpla la promesa de mi Padre, de la que yo os he hablado. Juan bautizó con agua, dentro de pocos días vosotros seréis bautizados con Espíritu Santo». Ellos lo rodearon preguntándole: —«Señor, ¿es ahora cuando vas a restaurar el reino de Israel?». Jesús contestó: —«No os toca a vosotros conocer los tiempos y las fechas que el Padre ha establecido con su autoridad. Cuando el Espíritu Santo descienda sobre vosotros, recibiréis fuerza para ser mis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria y hasta los confines del mundo». Dicho esto, lo vieron levantarse, hasta que una nube se lo quitó de la vista. Mientras miraban fijos al cielo, viéndole irse, se les presentaron dos hombres vestidos de blanco, que les dijeron: —«Galileos, ¿qué hacéis ahí plantados mirando al cielo? El mismo Jesús que os ha dejado para subir al cielo volverá como le habéis visto marcharse».

Palabra de Dios.

 Salmo responsorial:  Salmo 46

Dios asciende entre aclamaciones; el Señor, al son de trompetas.

O bien:

Aleluya.

Pueblos todos batid palmas,
aclamad a Dios con gritos de júbilo;
porque el Señor es sublime y terrible,
emperador de toda la tierra. R.

Dios asciende entre aclamaciones;
el Señor, al son de trompetas;
tocad para Dios, tocad,
tocad para nuestro Rey, tocad. R.

Porque Dios es el rey del mundo;
tocad con maestría.
Dios reina sobre las naciones,
Dios se sienta en su trono sagrado. R.

 SEGUNDA LECTURA

Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Efesios 1, 17-23

Hermanos: Que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de la gloria, os dé espíritu de sabiduría y revelación para conocerlo. Ilumine los ojos de vuestro corazón, para que comprendáis cuál es la esperanza a la que os llama, cuál la riqueza de gloria que da en herencia a los santos, y cuál la extraordinaria grandeza de su poder para nosotros, los que creemos, según la eficacia de su fuerza poderosa, que desplegó en Cristo, resucitándolo de entre los muertos y sentándolo a su derecha en el cielo, por encima de todo principado, potestad, fuerza y dominación, y por encima de todo nombre conocido, no sólo en este mundo, sino en el futuro. Y todo lo puso bajo sus pies, y lo dio a la Iglesia como cabeza, sobre todo. Ella es su cuerpo, plenitud del que lo acaba todo en todos.

Palabra de Dios.

EVANGELIO 

+ Lectura del santo evangelio según san Mateo 28, 16-20

En aquel tiempo, los once discípulos se fueron a Galilea, al monte que Jesús les había indicado. Al verlo, ellos se postraron, paro algunos vacilaban. Acercándose a ellos, Jesús les dijo: —«Se me ha dado pleno poder en el cielo y en la tierra. Id y haced discípulos de todos los pueblos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo; y enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado. Y sabed que yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo».

Palabra del Señor.

Oración de los fieles

A Jesucristo que está delante del Padre para interceder por nosotros, presentémosle nuestra oración. 

A cada intención responderemos:  "Señor de la Gloria, escúchanos"

  1. Señor Jesús, que hiciste de tu Iglesia, Sacramento de tu presencia en el mundo, fortalécela en su tarea evangelizadora.  Oremos.
  2. Señor Jesús, que nos envías a construir una civilización nueva, concede a quienes tienen poder y responsabilidad en el orden social, los dones de la justicia y la paz. Oremos.
  3. Señor Jesús, que hiciste testigos de tu cruz y resurrección a los discípulos, concede a quienes están enfermos la esperanza del consuelo poderoso del Espíritu Santo. Oremos.
  4. Señor Jesús, que prometiste la fuerza de lo alto a quienes creyeran y esperaran en ti, ayúdanos a confiar en tus promesas y a obrar de acuerdo al mandamiento nuevo del amor. Oremos.
  5. Señor Jesús, que fuiste alabado en el templo por tus mismos discípulos, concédenos crecer en la alegría y en la esperanza cristianas. Oremos.

Oración:

JESUCRISTO, te vas, pero te quedas conmigo. Eres el Amigo siempre fiel, en el que puedo descansar. Me envías al mundo a ser tu testigo, para que tantos bienes que ofreces a la humanidad lleguen a todo hombre y mujer. ¡Hasta luego! Cuento cada día con tu presencia en mi vida.