Agenda

18 Sep 2018
19:30
Eucaristía Diaria Santo Cristo
19 Sep 2018
19:30
Eucaristía Diaria Santo Cristo
20 Sep 2018
19:30
Eucaristía Diaria Santo Cristo
21 Sep 2018
19:30
Eucaristía Diaria Santo Cristo
21 Sep 2018
20:00
Exposición del Santísimo y Rezo de la Coronilla de la Misericordia
22 Sep 2018
17:30
Ermita de Fátima Eucaristia Sabados
22 Sep 2018
19:30
Eucaristía Diaria Santo Cristo
23 Sep 2018
10:30
Eucaristía -Virgen de la Cabeza
23 Sep 2018
12:30
Eucaristía Domingos Santo Cristo
23 Sep 2018
19:30
Eucaristía Diaria Santo Cristo

Si quieres que recemos por tí, comunícanos tu intención

Nombre 
Intención 
    

VI Domingo de Pascua - Ciclo B (6 mayo 2018)

Tomo II - Salterio 2ª Semana

Santo Domingo Savio cf. Benita vg.

Mariano y Santiago mrs. Lucio Cirineo NT

 

Papa Francisco: El Evangelio de hoy vuelve a llevarnos al Cenáculo, donde escuchamos el mandamiento nuevo de Jesús. Dice así: «Este es mi mandamiento: que os améis unos a otros, como yo os he amado». Y, pensando en el sacrificio de la cruz ya inminente, añade: «Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos. Vosotros sois mis amigos si hacéis lo que yo os mando». Estas palabras resumen todo lo que Él hizo: Jesús dio la vida por sus amigos. Amigos que no lo habían comprendido, que en el momento crucial lo abandonaron, traicionaron y negaron. Esto nos dice que Él nos ama aun sin ser merecedores de su amor: ¡así asi ama Jesús! Son muchos los pequeños y grandes gestos que obedecen al mandamiento del Señor: gestos pequeños, de todos los días, gestos de cercanía a un anciano, a un niño, a un enfermo, a una persona sola y con dificultades, sin casa, sin trabajo, inmigrante, refugiada... Gracias a la fuerza de esta Palabra de Cristo, cada uno de nosotros puede hacerse prójimo del hermano y la hermana que encuentra (10-5-2015).

Monición única para todas las lecturas

Tanto el evangelio como la primera carta de Juan nos hablan del amor que procede del Padre y a través de Jesús se manifiesta a los creyentes que han de responder a este don gratuito amándose mutuamente. El libro de los Hechos de los apóstoles nos ayuda a profundizar aún más en ese misterio. Escuchemos atentos.

PRIMERA LECTURA  

Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles 10, 25-26. 34-35. 44-48

Cuando iba a entrar Pedro, salió Cornelio a su encuentro y se echó a sus pies a modo de homenaje, pero Pedro lo alzó, diciendo —«Levántate, que soy un hombre como tú». Pedro tomó la palabra y dijo: —«Está claro que Dios no hace distinciones; acepta al que lo teme y practica la justicia, sea de la nación que sea». Todavía estaba hablando Pedro, cuando cayó el Espíritu Santo sobre todos los que escuchaban sus palabras. Al oírlos hablar en lenguas extrañas y proclamar la grandeza de Dios, los creyentes circuncisos, que habían venido con Pedro, se sorprendieron de que el don del Espíritu Santo se derramara también sobre los gentiles. Pedro añadió: —«¿Se puede negar el agua del bautismo a los que han recibido el Espíritu Santo igual que nosotros?». Y mandó bautizarlos en el nombre de Jesucristo. Le rogaron que se quedara unos días con ellos.

Palabra de Dios.

Salmo responsorial: Salmo 97, 1. 2-3ab. 3cd-4 (R.: cf. 2b)

R. El Señor revela a las naciones su salvación.

O bien:

R.  Aleluya.

Cantad al Señor un cántico nuevo,
porque ha hecho maravillas;
su diestra le ha dado la victoria,
su santo brazo. R. 

El Señor da a conocer su victoria,
revela a las naciones su justicia:
se acordó de su misericordia y si fidelidad
en favor de la casa de Israel. R. 

Los confines de la tierra han contemplado
la victoria de nuestro Dios.
Aclama al Señor, tierra entera;
gritad, vitoread, tocad. R. 

SEGUNDA LECTURA

Lectura de la primera carta del apóstol san Juan 4, 7-10

Queridos hermanos, amémonos unos a otros, ya que el amor es de Dios, y todo el que ama ha nacido de Dios y conoce a Dios. Quien no ama no ha conocido a Dios, porque Dios es amor. En esto se manifestó el amor que Dios nos tiene: en que Dios envió al mundo a su Hijo único, para que vivamos por medio de él. En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó y nos envió a su Hijo como víctima de propiciación por nuestros pecados.

Palabra de Dios.

EVANGELIO

Lectura del santo evangelio según san Juan 15, 9-17

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: —«Como el Padre me ha amado, así os he amado yo; permaneced en mi amor. Si guardáis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; lo mismo que yo he guardado los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor. Os he hablado de esto para que mi alegría esté en vosotros, y vuestra alegría llegue a plenitud. Éste es mi mandamiento: que os améis unos a otros como yo os he amado. Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos. Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando. Ya no os llamo siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor: a vosotros os llamo amigos, porque todo lo que he oído a mi Padre os lo he dado a conocer. No sois vosotros los que me habéis elegido, soy yo quien os he elegido y os he destinado para que vayáis y deis fruto, y vuestro fruto dure. De modo que lo que pidáis al Padre en mi nombre os lo dé. Esto os mando: que os améis unos a otros».

Palabra del Señor.

Oración de los fieles

  1. Por la Iglesia, para que sea fiel a su vocación de permanecer en el amor a Dios y a los hombres. Oremos.
  2. Por los responsables de legislar en nuestro país, para que toda ley sea basada en el amor. Oremos.
  3. Por todos los que sufren, para que puedan conocer en medio de su dolor el amor de Jesús. Oremos.
  4. Por todos nosotros, para que día a día podamos reconocer el Amor infinito que Dios nos tiene y podamos transmitido en todos los lugares. Oremos

 

Oración:

JESUCRISTO, “Vosotros sois mis amigos, soy yo quien os he elegido. ¿Cómo es posible que me elijas a mí, habiendo tanta gente buena que encajaría mejor en tu amistad, conociendo mi debilidad y lo inútil que soy? Respuesta: tu amor misericordioso puede fortalecer mi fragilidad para dejarme modelar por tu Palabra y responder con mi vida a tu elección, que es lo mejor que me ha ocurrido.