Agenda

02 Oct 2020
20:00
Exposición del Santísimo y Rezo de la Coronilla de la Misericordia
03 Oct 2020
17:00
Fatima
09 Oct 2020
20:00
Exposición del Santísimo y Rezo de la Coronilla de la Misericordia
10 Oct 2020
17:00
Fatima
16 Oct 2020
20:00
Exposición del Santísimo y Rezo de la Coronilla de la Misericordia
17 Oct 2020
17:00
Fatima
23 Oct 2020
20:00
Exposición del Santísimo y Rezo de la Coronilla de la Misericordia
24 Oct 2020
17:00
Fatima
30 Oct 2020
20:00
Exposición del Santísimo y Rezo de la Coronilla de la Misericordia
31 Oct 2020
17:00
Fatima

Si quieres que recemos por tí, comunícanos tu intención

Nombre 
Intención 
    

XXIX Domingo del Tiempo Ordinario Ciclo A

(18 de octubre de 2020)

Liturgia de las Horas: Tomo IV – Salterio 1ª semana

SAN LUCAS, EVANGELISTA
Santos Amable pb, Asclepiades ob

JORNADA MUNDIAL POR LA EVANGELIZACIÓN DE LOS PUEBLOS (DOMUND)

 Papa Francisco: El Evangelio de este domingo nos presenta a los fariseos que preguntan a Jesús: «¿Es lícito pagar tributo al César o no?». Jesús aprovecha la pregunta capciosa para darnos una enseñanza: «Enseñadme la moneda del impuesto». Jesús pregunta: «¿De quién es esta imagen y la inscripción?» los fariseos solo pueden responder: «Del César». Entonces Jesús concluye: «Pues dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios». Jesús declara que pagar el impuesto no es un acto de idolatría, sino un acto debido a la autoridad terrenal. Y Jesús —aquí da el «golpe maestro»—, reclamando el primado de Dios, pide que se le rinda lo que espera como Señor de la vida del hombre y de la historia. La referencia a la imagen de César dice que es justo sentirse ciudadanos del Estado de pleno título —con derechos y deberes—; pero hace pensar en otra imagen, impresa en cada hombre: la imagen de Dios. Él es el Señor de todo, y nosotros, que hemos sido creados «a su imagen», le pertenecemos ante todo a Él. ¿A quién pertenezco yo? ¿A la familia, a la ciudad, a los amigos, a la escuela, al trabajo, a la política, al Estado? Sí, claro. Pero, antes que nada —nos recuerda Jesús— tú perteneces a Dios. Esta es la pertenencia fundamental. Es Él quien te ha dado todo lo que eres y tienes. Nuestra vida podemos y debemos vivirla en el reconocimiento de nuestra pertenencia fundamental y en el reconocimiento de corazón hacia nuestro Padre, que crea a cada uno de nosotros de forma singular, irrepetible, pero siempre según la imagen de su Hijo amado, Jesús (22-10-2017).

Monición de entrada 

Queridos hermanos, bienvenidos a la casa de Dios. Hoy la Iglesia celebra el Domingo Mundial de las Misiones (DOMUND), con el lema “Sé valiente, la misión te espera”, y nos recuerda la misión de evangelizar que todos los bautizados recibimos de Jesús. La liturgia de este día nos da la ocasión para que nosotros reflexionemos sobre la siempre difícil conjugación de lo temporal y lo espiritual, del César y de Dios. Comencemos esta celebración, orando por todos los misioneros del mundo. De pie, cantamos.

Monición única para todas las lecturas

Las lecturas de este domingo ponen ante nuestra mirada que Dios es el único Señor de la historia. Así lo expresa Isaías haciendo una lectura religiosa de los acontecimientos que vivía Israel. En el evangelio, Jesús insiste en el señorío de Dios y, por lo tanto, en que ningún poder en la tierra es digno del culto que a él sólo hay que ofrecer. Los cristianos de Tesalónica, nos hace saber Pablo, son ejemplo de amor y esperanza en el Señor Jesucristo. Escuchemos atentos.

PRIMERA LECTURA

Lectura del libro de Isaías 45, 1. 4-6

Así dice el Señor a su Ungido, a Ciro, a quien lleva de la mano: «Doblegaré ante él las naciones, desceñiré las cinturas de los reyes, abriré ante él las puertas, los batientes no se le cerrarán. Por mi siervo Jacob, por mi escogido Israel, te llamé por tu nombre, te di un título, aunque no me conocías. Yo soy el Señor y no hay otro; fuera de mí, no hay dios. Te pongo la insignia, aunque no me conoces, para que sepan de Oriente a Occidente que no hay otro fuera de mí. Yo soy el Señor, y no hay otro».

Palabra de Dios.

Salmo responsorial: Salmo 95

Aclamad la gloria y el poder del Señor.

Cantad al Señor un cántico nuevo,
cantad al Señor, toda la tierra.
Contad a los pueblos su gloria,
sus maravillas a todas las naciones. R.

Porque es grande el Señor, y muy digno de alabanza,
más temible que todos los dioses.
Pues los dioses de los gentiles son apariencia,
mientras que el Señor ha hecho el cielo. R.

Familias de los pueblos, aclamad al Señor,
aclamad la gloria y el poder del Señor,
aclamad la gloria del nombre del Señor,
entrad en sus atrios trayéndole ofrendas. R.

Postraos ante el Señor en el atrio sagrado,
tiemble en su presencia la tierra toda;
decid a los pueblos: «El Señor es rey,
él gobierna a los pueblos rectamente». R.

SEGUNDA LECTURA

Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a los Tesalonicenses 1, 1-5b

Pablo, Silvano y Timoteo a la Iglesia de los tesalonicenses, en Dios Padre y en el Señor Jesucristo. A vosotros, gracia y paz. Siempre damos gracias a Dios por todos vosotros y os tenemos presentes en nuestras oraciones. Ante Dios, nuestro Padre, recordemos sin cesar la actividad de vuestra fe, el esfuerzo de vuestro amor y el aguante de vuestra esperanza en Jesucristo, nuestro Señor. Bien sabemos, hermanos amados en Dios, que él os ha elegido y que, cuando se proclamó el Evangelio entre vosotros, no hubo sólo palabras, sino además fuerza del Espíritu Santo y convicción profunda.

Palabra de Dios. 

EVANGELIO

Lectura del santo evangelio según san Mateo 22, 15-21

En aquel tiempo, se retiraron los fariseos y llegaron a un acuerdo para comprometer a Jesús con una pregunta. Le enviaron unos discípulos, con unos partidarios de Herodes, y le dijeron: —«Maestro, sabemos que eres sincero y que enseñas el camino de Dios conforme a la verdad; sin que te importe nadie, porque no miras lo que la gente sea. Dinos, pues, qué opinas: ¿es lícito pagar impuesto al César o no?». Comprendiendo su mala voluntad, les dijo Jesús: —«Hipócritas, ¿por qué me tentáis? Enseñadme la moneda del impuesto». Le presentaron un denario. Él les preguntó: —«¿De quién son esta cara y esta inscripción?». Le respondieron: —«Del César». Entonces les replicó: —«Pues pagadle al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios».

Palabra del Señor. 

Oración de los fieles

  1. Por la Iglesia, para que siga difundiendo el Evangelio por todo el mundo. Oremos.
  2. Por todos los misioneros, especialmente aquellos que trabajan en lugares en que hay persecución, para que la fuerza del Espíritu Santo les reanime en su misión. Oremos
  3. Por nuestros gobernantes, para que impulsen políticas que favorezcan la igualdad de derechos en nuestra sociedad. Oremos
  4. Por los que traspasan las fronteras hacia mejores destinos, para que reciban siempre la protección divina. Oremos.
  5. Por todos nosotros, para que cumplamos siempre nuestros deberes con Dios y nuestros compromisos con el Estado. Oremos

Oración:

SEÑOR, una vez más te tienden una trampa, y tú no solo sales airoso, sino que aprovechas la ocasión para que tus amigos y enemigos conozcamos la verdad. Ni a ti ni tus dones se compran por el vil dinero. Y ni tú ni tu Iglesia podéis ser tomados como medios para engrosar la cuenta corriente. Solo tú eres mi Dios, no el dinero. Mi vida es tuya, tómala. Y toma en tus manos misericordiosas la vida de tantos misioneros que lo dan todo por ti y por la salvación de quienes no te conocen o no se deciden a seguirte. En este día del “Domund”, te pido por los misioneros y voy a ayudarles con generosidad.