Agenda

20 May 2018
10:30
Eucaristía -Virgen de la Cabeza
20 May 2018
12:30
Eucaristía Domingos Santo Cristo
20 May 2018
19:30
Eucaristía Diaria Santo Cristo
21 May 2018
19:30
Eucaristía Diaria Santo Cristo
22 May 2018
19:30
Eucaristía Diaria Santo Cristo
23 May 2018
19:30
Eucaristía Diaria Santo Cristo
24 May 2018
19:30
Eucaristía Diaria Santo Cristo
25 May 2018
19:30
Eucaristía Diaria Santo Cristo
25 May 2018
20:00
Exposición del Santísimo y Rezo de la Coronilla de la Misericordia
26 May 2018
17:30
Ermita de Fátima Eucaristia Sabados

Si quieres que recemos por tí, comunícanos tu intención

Nombre 
Intención 
    

La parroquia está abierta:  De LUNES a SÁBADO de 8 a 14,30 y desde 18,30 a 20,45

DOMINGOS: 12 a 13,30 y 18,30 a 20,45.

Las misas se celebran:

Iglesia del Cristo

Diario

20,00

Domingos y Festivos:

20,00

Ermita Virgen de la Cabeza  

 10,30

Ermita de Fátima  

Sábados

No hay durante el verano

Convento S. S. Trinidad

Diario

8,30 y 19,00

Domingos y Festivos

8,30, 11,00, 12,30 y 19,00

Hacemos oración:

                                    Lunes a Viernes         Domingos y Festivos

Laudes 8,00 9,00
Vísperas 20,45 20,45

LOS VIERNES de 20,30 a 21,00 EXPOSICIÓN DEL SANTISIMO y rezo de la CORONILLA DE LA MISERICORDIA

A DIARIO de 19.30 a 20,00 rezo del Santo Rosario

Sábados Ermita de Fátima durante el verano no hay rezo del Santo Rosario

Se oyen confesiones:

JUEVES Y VIERNES: de 10 a 11.30

DE LUNES A DOMINGO: 19,30 a 20,00

 

Para hablar con el sacerdote:

JUEVES y VIERNES de 10,00 a 11,30

Lugar: en el templo parroquial

Ermita del Santo Cristo de la Misericordia.

D. Marcos Arias Lendrino

 

2005-02-03 StCristoHistoria del edificio

El día 8 de abril del año 1984. se dijo por última vez la misa dominical en la iglesia que bajo la advocación del Santísimo Cristo de la Misericordia, habían venido celebrándose desde hacía trescientos setenta y tres años.

 

Fue inaugurada el día 15 de noviembre del año 1611. Su estilo arquitectónico es el que predominaba en el siglo XVI, ya que su fábrica está compuesta en forma de cruz latina, es decir, con crucero único y cúpula central, análoga a las de la Virgen de la Cabeza y la de la antigua ermita de San Sebastián (actualmente la del convento de los Padres Trinitarios).

 

En el año 1790 ya se le conocía como la ermita del Santo Cristo de la Misericordia, si bien es verdad que de más antiguo estaba dedicada a San Andrés, por lo que aún en aquellas fechas conservaba su medio lugar. Es posible que el cambio de denominación le fuera dado a raíz de la construcción en la parte del poniente de dicha ermita del Camposanto, que fue bendecido el día 24 de septiembre del año 1787 y que fue de los primeros que se construyeron, de acuerdo con lo dispuesto en la Real Cédula del 3 de abril del mismo año. en lo relativo al ordenamiento de los futuros cementerios. Al haber adquirido el municipio unas casas adyacentes para la construcción del Hospital Municipal, hizo que se suprimieran los enterramientos años después, siendo el día 2 de mayo de 1892 cuando comienzan las obras de ampliación, desapareciendo el antiguo solar que había servido para dar descanso eterno a una generación.

 

Esta ermita servía de entrada a dicho Camposanto a la vez que cumplía la misión de servir como oratorio a los HermanosErmita del Santo Cristo
de la congregación Hospitalaria, bajo cuya dirección estaba el Hospital hasta el año 1866 m en que se instalaron las Hermanas Terciarias de San Francisco.

 

El 18 de enero de 1904 por Real Decreto del Ministerio de Justicia se creó como Parroquia la del Santo Cristo de la Misericordia, siendo publicada por el Boletín Oficial del Obispado Priorato el día 18 de marzo del mismo año. la parte es segregada de la Parroquia de la Asunción el día 1 de mayo del citado año.

 

       Siete años habían de transcurrir para que el párroco de la Asunción D. Canuto García Barbero, desglosara las dos parroquias. Ya el 24 de junio de 1910 el Heraldo de Valdepeñas, insistía en el porqué no se llevaba a efecto la apertura, esto fue quizás lo que influyó en la tenacidad de D. Canuto, ya que el 17 de noviembre de 1911 es inaugurada la Parroquia. El oficio fue solemnemente celebrado por el Coadjutor D. Agustín Moreno Lujan y los sacerdotes D. Aniolín Serrano y D. Horacio Cuartera, haciendo la presentación el que fue su primer párroco D. Inocente Aznar.

 

Muy bello debía ser el Retablo, y debía de conjuntar armoniosamente con la construcción de la ermita que desde su inauguración se conserva con los mismos volúmenes y distribuciones actuales. Dicho retablo de estilo barroco estaba coronado por una tabla en donde estaba representada la Piedad en el cuerpo central y dentro de su camarín el Santo Cristo de la Misericordia, franqueado ambos lados por dos pedestales en donde estaban situados los Sagrados Corazones de Jesús y María. Todo ello hizo que durante la visita efectuada por el Marqués de Santa Cruz el día 19 de septiembre del año 1774. el cronista del viaje nos la describiera como "la bella ermita del Santo Cristo".

 

Al estar alejada del centro de la villa y apartada de los distintos pasos o caminos que cruzaban la villa, hizo que tanto en la guerra de la Independencia, como en la Guerra Carlista, no sufriera esta ermita ningún deterioro, no siendo así en la Guerra Civil, en donde lúe profanado su recinto destruyendo su retablo, destrozando sus imágenes e incendiando su archivo del que sólo se pudo salvar un libro de inscripciones del año 1930-1933 datando su primer libro actual del año 1939.

 

Una vez repuesta al culto, compartió con la Parroquia de la Asunción la feligresía de Valdepeñas, hasta el año 1968 en que se reestructuró la población en cinco parroquias.

 

Con fecha 27 de abril del año 1981, el Ministerio de Cultura da por incoado el expediente de declaración de Monumento Histórico Artístico a favor de la Parroquia del Santo Cristo de la Misericordia, expediente que había sido solicitado por el Ayuntamiento.

 

En 1984 se construye un nuevo templo, adosado al edificio iSu estructura es totalmente distinta, según el proyecto del arquitecto D. Miguel Ángel Verdaguer y la dirección técnica del aparejador D. Tomás Abad Sánchez contando con la colaboración desinteresada de D. Sebastián Abad Ruiz. siendo la construcción a cargo de la empresa de D. Pablo Clemente Sánchez.

 

El nuevo templo fue inaugurado el día nueve de abril de 1984, la homilía corrió a cargo del Obispo de la diócesis quien celebró la Eucaristía compartida con 16 sacerdotes de las distintas parroquias y sacerdotes que con anterioridad habían estado en la misma. La Coral "Maestro Ibáñez", puso la nota musical en los distintos himnos y salmos religiosos.

 

Descripción del edificio

La Iglesia dedicada al Santísimo Cristo de la Misericordia, data de principios del siglo XVII. Sus trazos siguen el esquema de templo de cruz latina, una nave con crucero marcado, cubierta a dos aguas al exterior y bóveda de cañón con lunetos al interior. La bóveda de cuatro tramos está marcada por arcos de medio punto y pilastras toscanas que sostienen un entablamento de yesería, donde apoyan los arcos que forma la bóveda de cañón, el crucero se destaca con cúpula sobre pechinas, con linterna que solo se marca al exterior, en los tejados se destaca el cimborrio cúbico cubierto a cuatro aguas, coro a los pies y altar o presbiterio plano, marcado en la cabecera. La entrada es lateral por el sur o a los pies, bajo el coro por el este.

 

Tiene un coro sobre arco rebajado, con acceso por escalera en una habitación lateral, adosada a los pies. Dispone de baranda de balaustres y pasamano de madera.

 

Sto Cristo-RetabloEl altar está elevado sobre la nave tres escalones. Los huecos son abocinados, tiene una ventana alta en cada brazo del crucero al norte y al sur, la nave dispone de una ventana que ilumina el coro al este, y una ventana en la escalera de acceso al coro. La puerta de entrada lateral o sur. está cerrada con tabique al interior. El altar y los brazos del crucero están cerrados por tabiques y ciclo raso, usando el altar como sacristía, y en el antiguo acceso al camarín, tenemos un aseo. Al igual que el coro, donde tenemos un tabique con un falso techo.

 

El antiguo camarín situado detrás del presbiterio, más bajo, tenía acceso a través de escalera, de la que se conservan las bóvedas vaídas y de crucería, con plementería en yeso, y decoración geométrica, de gran valor artístico, del último tercio del XVII. así como la decoración de lacería geométrica de la bóveda de la nave y sotocoro, en tres paños, con la decoración en el central, de clara influencia islámica, recogida en los tratados por Fray Lorenzo de San Nicolás.

 

La espacialidad interior busca la síntesis entre los espacios centralizados y longitudinales, a través de la cúpula, y la iluminación alta, algo teatral, del espacio del crucero, típico del barroco, y de los ideales de la contrarre- forma. funcionales, mezclados con las trazas trentinas o jesuíticas..

 

En la austera fachada este y en las portadas de arcos de medio punto, con pilastras y dinteles marcados por impostas, sencillos, se adivina, el lenguaje clásico postescurialense que impera en el XVII, que se ve enriquecido por las influencias barrocas en el interior, sobre todo en los camarines anda- luces, con trasparente, iluminados desde el presbiterio, muy recargados.

 

En la portada estamos más cerca del estilo trentino que de las portadas- retablo tan usadas en el barroco español.

 

La construcción del templo es de muros de carga de tapial y manipostería, cajeada mediante verdugadas de ladrillo de adobe. Las esquinas del cimborrio y brazos del crucero están reforzados con ladrillo de adobe. Dispone de un zócalo de sillares de piedra caliza en todo el exterior. El nivel del templo está elevado sobre la calle que va descendiendo de este a oeste, siendo la entrada más natural por el este.

 

La cubierta de la nave es de dos aguas en teja curva árabe, sobre tablero de madera apoyado en correas de madera, sustentadas en cerchas de madera, apoyadas en los muros laterales de fábrica de manipostería, enlucidos al interior. Los brazos del crucero, se cubren a tres aguas cada uno, la escalera de acceso al coro, a dos aguas, el presbiterio, a dos aguas y los laterales del presbiterio a un agua, formando parte de la cubierta del nuevo teplo. A los pies se sitúa una pequeña espadaña con un hueco para campana con arco de medio punto, de reciente construcción, en ladrillo rústico, si bien por fotografías antiguas, era de sillería de piedra. La linterna original, de mayor tamaño, con piedras y piezas de plomo, cobre o pizarra, muy puntiaguda. desapareció en ¿1989-90?, dejándose abierta durante muchos años hasta que en el año 2003 se colocó un pequeño caperuzo metálico a cuatro aguas.

 

La nave mide unos 25 m x 8 y 14 m de ancho, y tiene una altura libre de 9 m en la nave y 14 m en la cúpula. El suelo es de baldosas hidráulicas de cemento, tipo mosaico.

 

La nave está orientada E-O, en su eje principal. El edificio está situado al oeste del casco urbano, en la esquina de una manzana.

 

Descripción de daños

Estructuralmente y en términos generales, las condiciones del edificio son normales, sin presentar un gran deterioro estructural.

 

Cubierta

            En general, presenta buen estado, el tablero y la cobertura de tejas, que se reformó hace unos años, aunque se aprecia una ondulación o panza en el paño de cubierta de la nave principal, a la calle, que se ha deteriorado con el tiempo, combándose la madera en el interior, y presentando las tablas de madera, algunas humedades y deformaciones, provocadas por la entrada de agua por filtración, con la consecuente pudrición en algunas correas, y abombamiento del tablero. La linterna original ha sido sustituida por un elemento muy pobre, y con un lenguaje disonante. Tiene el carácter de provisionalidad y como respuesta a una situación de emergencia.

 

Exterior. Fachada norte

Se encuentran elementos extraños, cableado eléctrico en toda la fachada sur y este, con una luminaria en esta última. El paño de fachada que coincide con el habitáculo de la escalera del coro, está encalado en blanco, y debería seguir el tratamiento del resto de la fachada.

 

La fachada norte, al patio interior, y los cuatro lados del cimborrio, están sin arreglar, con partes encaladas y enfoscadas, con antiguos revocos y erosiones, por lo que debe ser reparada, así como el cerramiento nuevo, al patio, saneado con ladrillo perforado en el habitáculo de la escalera del coro, que debería igual- mente tratarse con el lenguaje del resto, casetones de tapial cajeados con ladrillo rústico, aparejo toledano.

 

Interior

       Existen varios tabiques con sus falsos techos y la mampara de la sacristía, compartimentando el espacio del templo, con un pavimento de gres en el presbiterio, distinto al resto del templo. Las bóvedas necesitan una mano de pintura, así como los elementos de madera, la puerta sur está tabicada, y existe una ventana en el brazo derecho del crucero, fuera de ejes, realizada a posteriori, que habría que eliminar, así como en el brazo izquierdo, que está tabicada al exterior, pero existe al interior. elementos de madera, la puerta sur está tabicada, y existe una ventana en el brazo derecho del crucero, fuera de ejes, realizada a posteriori. que habría que eliminar, así como en el brazo izquierdo, que está tabicada al exterior, pero existe al interior.

 

2005-02-03 Parroquia del Santo Cristo

Félix Hervás Poveda

 

El siglo XX hereda algo de los aires turbulentos del XVIII y del XIX. Las virtudes, como los defectos, debilidades, y hasta los hechos insignificantes de los Monarcas, condicionan los destinos de una nación.

El siglo XIX se inicia con la guerra de la Independencia. Terrible noche del 2 al 3 de Mayo de 1808 en la que Madrid explotó en el heroísmo. El genial pincel de Goya perpetuó la visión trágica de aquella gesta.

Ese mismo siglo y concretamente el día 6 de Junio de 1808 Valdepeñas alzó la voz y derramó su sangre.

Más tarde, en el año 1880 la Villa adquirió el grado de CIUDAD. Y el 29 de Enero de 1895 recibió el título de MUY HEROICA CIUDAD por Real decreto de la Reina Regente.

       En un clima poco favorable a la Iglesia nació, entre grandes oposiciones eclesiales. la Parroquia del Santo Cristo de la Misericordia. Tiene las señales características de que Dios quería su existencia. Pura nosotros la principal es que el Sr. Obispo. Don Casimiro Pinera y Naredo. quería. Esa nos basta. Después el sello de las grandes obras de Dios: "la persecución de los buenos". La lucha se inicia desde el año 1904. Dios quería que fuese una Parroquia que hiciese mucho bien en Valdepeñas. Como lo está haciendo.

En los arrabales de la parroquia del Santo Cristo, como diría Santa Teresa, la historia de la Iglesia en Valdepeñas se llena de acontecimientos humanos que entorpecen, en algunas ocasiones, y favorecen, en otras, las cosas que se van desencadenando a través de sus protagonistas, tal vez con la mejor voluntad de hacerlas, ya que en hacerlas se veía la voluntad de Dios. Por esto, relato a continuación "jirones de la historia", sin ningún orden cronológico. sino tratando de explicar "algunos acontecimientos" alrededor de la historia de la Parroquia del Santo Cristo, en la que ella aparece directamente en algunas ocasiones y. en otras, se siente afectada por los sucesos de la historia eclesial valdepeñera.

Un influyente clérigo toledano. Don Antonio Chacón Muñoz. Cura Ecónomo de la Parroquia de San Juan Bautista de Toledo, no es partidario de la fundación de las MM. Agustinas. La inseparable en vida de Madre Cándida de San Agustín, y después de muerta su sustituía, es otra valdepeñera. Madre Dolores de Jesús, tía en segundo grado del celoso presbítero Don Trinidad García-Bacas y Muñoz. Con su habilidad, llegó Don Antonio a convencer a Madre Dolores de la no conveniencia de la fundación, llenándola de miedos.

También por aquel tiempo se estaba deliberando quién podría ser el párroco de la parroquia de la Asunción. Por una parte, los Marqueses de Santa Cruz querían presentar y poner como párroco a Don Pedro Martín, pero por otra parte, tanto Don Antonio Chacón Muñoz como Don Trinidad García-Bacas pensaron que la persona adecuada era Don Canuto García-Barbero. Sin desaprovechar el tiempo. Don Trinidad, llevando recomendaciones del Excmo. Cardenal Moreno, se presentó en la audiencia de Albacete buscando tal fin. De aquí que no perdiera ocasión de alabar a su amigo Don Canuto y aconsejar que fuera éste el párroco de la Parroquia de la Asunción. Los Marqueses de Santa Cruz fracasaron en la presentación de Don Pedro Martín y la tenacidad de Don Trinidad hizo posible y realizable su deseo. Hasta el propio Don Canuto no perdía ocasión para que este hecho llegara a consumarse.

En otro orden de cosas, pero creo que importantes, buscando, sobre todo, un horizonte más amplio se dan también estos acontecimientos eclesiales. La Diócesis de Ciudad Real pertenecía a Toledo. Él Papa Pío IX de feliz memoria creó la Diócesis por la Bula "Ad Apostolicam". Él primer Obispo fue Don Victoriano Guisasola Rodríguez. Tomó posesión el 17 de Junio de 1877. Años después el Sr. Obispo Don José María Rancés y Villanueva. hechos los preparativos necesarios y dotado de sabios Estatutos, el día I de Octubre de 1887. inauguró el Seminario Conciliar de Santo Tomás de Aquino.

Hecho este pequeño inciso para introducir un dalo histórico eclesial volvemos a recuperar otro pequeño jirón de la historia de las Agustinas y su relación con Don Trinidad. Las MM. Agustinas habían llegado a Valdepeñas el 24 de Marzo de 1876. Don Trinidad ordenado de sacerdote a título de Patrimonio (no dependía económicamente del Sr. Obispo ya que él contaba con su propio capital) se lo había gastado en la Fundación de las Agustinas. Tenía el apoyo y la esperanza en las Agustinas a las que había querido tanto y extremadamente ayudado. Madre María Cándida de San Agustín había muerto. Las virtudes heroicas de la Madre Fundadora no estaban en la misma tensión en algunas de las hijas. Poco importaba. Su vida apostólica se sostenía con su ferviente espíritu: y su pobre vida económica quedaría salvada por la escasa rema de Capellán. Como desinteresadamente siguió atendiéndolas, ya hubo comentarios de que ejercía la Capellanía sin nombramiento. Y llegó el nombramiento desde Toledo fechado a 24 de Marzo de 1876: "Constándonos de la virtud y especial circunstancia que concurren en el Presbítero Don Trinidad García-Bacas y Muñoz, y en atención a que tiene su residencia en la villa de Valdepeñas, hemos tenido a bien nombrarle Capellán de la Comunidad nuevamente establecida en dicha villa, llamada de Agustinas Magdalenas de San Diego a fin de que las asista con Misa diaria, les de la Sagrada Comunión y a la vez este al cuidado del Culto y de cuanto ocurra en la Iglesia del Convento".

La situación de Don Trinidad era delicada y difícil, en estos momentos. Por una pane tenía en contra a Don Canuto: por otra, los sacerdotes necesariamente tenían que estar a su lado, por lo cual tampoco los tenía a favor. Además estaba la sombra difícil de Don Antonio Chacón. Y en estas circunstancias las pobres Monjas tenían que oír a todos sin saber con quién quedarse. La vida de Capellán en estas circunstancias y contratiempos era humanamente difícil. Todo esto le llevó a la renuncia de la Capellanía. El 19 de Julio de 1876 recibió la comisión de dicha renuncia. Había estado de Capellán desde el 24 de Marzo de 1876 al 19 de Julio de 1876. Le sucedió Fray Benito Hervás Merlo, trinitario exclaustrado.

Don Eusebio Vasco escribe en "Valdepeñas Cuna de la Descalces Trinitaria": Sólo la constancia y el tesón de Don Trinidad pudo, con la ayuda de Dios, sacar de las garras de la impiedad el edificio que fue Convento de Trinitarios Descalzos, venciendo las innumerables dificultades que se opusieron a la fundación de Sor Cándida, y en la traslación de los presos, y a la venida a Valdepeñas de las monjas Agustinas*.

Un sacerdote marginado, incomprendido. y duramente atacado. Hay que reconocer que Don Trinidad era extremadamente sincero, crudo y muy duro para decir las verdades. Celoso, pero a veces indiscreto. Demasiado espontáneo. Casi descarado. El Párroco y otros sacerdotes tenían más ascendiente ante el Sr. Obispo. Podían más que él. Estuvo varias veces suspenso. Una pena canónica. Muy doloroso para un sacerdote. Y otras sin tener donde celebrar la Santa Misa. Intrigas, envidias y rencores...Estorbaba el que tantos favores había hecho. Y el que no callaba...Cansado de padecer desprecios y superar tensiones tuvo que pedir y obtuvo, licencia para celebrar en el oratorio de su casa-huerto sito en la calle Calatrava. Un hombre-sacerdote endurecido por contrariedades c ingratitudes.

Bastante tiempo después, en noviembre de 1971 en el Periódico Parroquial "El Lucero". Don Antonio Moreno Maroto escribió una carta abierta dirigida al Párroco Don José Ballesteros. Entre otras cosas dice: "Conozco desde mi infancia la barriada donde está su Parroquia, ya que en mis años del once al trece correteé mucho la calle de Calatrava para ayudar a la Santa Misa a un venerable sacerdote. Don Trinidad Bacas, que imposibilitado por los años y achaques, celebraba en el centro de su huerto, los días que le dejaba su enfermedad, en una capilla con un Calvario muy devoto y una Imagen de la Santísima Virgen de los Dolores. Allí aprendí a amar la Pasión y Muerte de Jesús, pues con relativa frecuencia nos hablaba de este paso doloroso del Divino Redentor, y los chicos que entonces asistimos a su Misa salimos impresionados de las lágrimas que derramaba durante la Consagración.

Ahora a! recordarlo, me pregunto...¿serían aquellas lágrimas de Don Trinidad llamada al Sacerdocio de tres sacerdotes que ya no viven, y de los cuales dos sufrieron el martirio en sus ministerios parroquiales?. ¡Gloria a él y a ellos que tan bien imitaron al Maestro!.

Con este telón de fondo podemos imaginamos hasta dónde llegaría Don Canuto oponiéndose a que se abriese la Parroquia del Santo Cristo de la Misericordia. Y pasados bastantes años, gozando ya de mejor vida, cómo serían los comentarios sobre la propiedad de la iglesia del Santo Cristo y la de las MM. Agustinas. Los hechos históricos hay que considerarlos dentro del ambiente de su época de la que nos es muy difícil substraernos.

La Ermita del Santo Cristo de la Misericordia fue inaugurada el 15 de noviembre del año 1611. Un barrio que se encontraba un tanto aislado del pueblo, pero desde el principio contó con una Ermita dedicada a San Andrés. Su estilo arquitectónico es el que predomina en el siglo XVI: Cruz latina, con crucero único y cúpula central. Parecida a la de la Virgen de la Cabeza y a la de la antigua ermita de San Sebastián. El 27 de Abril de 1981 el Ministerio de Cultura da por incoado el expediente de declaración de Monumento Histórico Artístico a favor de la Parroquia del Santo Cristo de la Misericordia, expediente que había sido solicitado por el Ayuntamiento.

       En la parte de Poniente, de dicha ermita de San Andrés, se inauguró el 24 de Septiembre de 1787 un Camposanto que recibió enterramientos hasta el 6 de Agosto de 1885 en que fue trasladado un poco más al Oeste y que se le conocía como "El Calar del Periquito" hasta el día 3 de Mayo de 1906 en que se inauguró el Cementerio de la carretera del Cristo (el actual). También hubo otros cementerios 110 católicos al otro lado de la vía y que se le conoció con el nombre de "cementerio viejo" y que fue inaugurado el 14 de Abril de 1875. Posiblemente por este motivo desde el año 1790 se empezó a conocer con el nombre de Ermita del Santo Cristo de la Misericordia, la que había estado dedicada a San Andrés. E11 1787 el Ayuntamiento adquirió unos terrenos que lindaban con el Cementerio y la Ermita del Santo Cristo, para un Hospital municipal que sustituyó al de la calle de Buensuceso. Empezó a funcionar en 1798. lo llevaban los Hermanos de la Congregación Hospitalaria fundada por el Venerable Bernardino de Obregón. Después, el 16 de Febrero de 1886 vinieron las Hermanas Franciscanas Terciarias de la Purísima. La ermita sirvió de entrada a dicho Camposanto a la vez que cumplía la misión de servir como oratorio a los Hermanos Obregones.

El 18 de Enero de 1904. siendo Obispo Prior el Excmo. e limo. Sr. Dr. D. Casimiro Piñera y Naredo, por Real Decreto del Ministerio de Justicia, se creó como Parroquia la del Santo Cristo de la Misericordia. Fue publicado en el Boletín del Obispado el día 18 de Marzo del mismo año. Y el 1 de Mayo se publicaba la segregación que se hacía de la parroquia de la Asunción.

Todo estaba hecho y muy bien hecho, pensando en el bien espiritual de los valdepeñeros. Pero tuvieron que pasar siete años...El 24 de Junio de 1910 el Heraldo de Valdepeñas insistía en el porque no se llevaba a efecto la apertura del templo parroquial. La pregunta era el eco de toda la ciudad. Ha pasado un siglo y el eco sigue. <,Qué pasó?. Don Canuto Barbero era Párroco pro- pio de la única Parroquia que había en Valdepeñas. Nadie podía quitarle la mitad de su feligresía. Según las normas vigentes en aquel entonces. Si hubiese cometido alguna falta grave canónica lo habría podido expedientar y Roma hubiese decidido. También Don Canuto libre y voluntariamente hubiese pedido renuncias a toda su parroquia o parte de ella. No sabemos las razones que en su conciencia pesaban para no renunciar ni ceder.

El 29 de Septiembre de 1911 a los 74 años de edad falleció Don Canuto. El 17 de Noviembre del mismo año fue inaugurada la nueva Parroquia del Santo Cristo de la Misericordia. Era un sacerdote de fe. Tenía mandado que en su lápida, que está en el patio de San José, pusieran la siguiente inscripción latina: "Et hic in pulvere dormiam spactans perpetuam lucem. sálvame Redentor mcus. sálvame por tuan crucem" (Y aquí dormiré en el polvo, esperando la perpetua luz. ¡sálvame redentor mío, sálvame por tu cruz!).

Ante el episodio contado anteriormente, copio en plan de anécdota, y muy valdepeñera, lo que refiere Don Trinidad en su "vindicación personal", pág. 253: Unos frailes de su Orden fundaron un convento en Alcázar de San Juan. Fray Benito Hervás y Fray Juan Calderón les hicieron una visita. Estando allí tocaron a Vísperas. Fray Benito dice: "Vamos, Juan, que ya llaman" y éste le contestó, "sabes. Benito, lo que te digo, lo que Pachurre cuando se encontró el azadón que. dejándolo a un lado, le dijo (mirando como a cruel enemigo) "ni tú para mí. ni yo para ti".

Cuando la Parroquia iba. apostólicamente, caminando, dando su esperado fruto surgió un pseudoproblema. En líneas anteriores queda demostrado que. aquella antigua Ermita de San Andrés, después del Santo Cristo es propiedad de la Iglesia. Pero debido al deterioro que en ella se estaba produciendo fue necesario trasladar la parroquia al convento de los Trinitarios.

En el Protocolo 996. fechado de 8 de Septiembre de 1929 consta la Escritura pública de cesión otorgada por el Excelentísimo Ayuntamiento de Valdepeñas y el Sr. Obispo de Ciudad Real:

"En Valdepeñas a ocho de septiembre, festividad de la Natividad de Nuestra Señora, de mil novecientos veintinueve.

Ante mí, José López y López, doctor en Derecho, ex Diputado a Cortes, Notario de esta ciudad, comparece de una parte el Ilustrísimo Sr. Doctor D. Narciso Estenaga y Echevarría, Obispo de Ciudad Real y. de otra parte, el Sr. D. Manuel Fernández Puebla y Ruiz. Alcalde Presidente del Excelentísimo Ayuntamiento de esta ciudad.

Asegurando los señores comparecientes tener y tienen, a mi juicio, la capacidad legal necesaria para otorgar la presente escritura de cesión".

Sería prolijo copiar todo el documento notarial y Acta del Excelentísimo Ayuntamiento. Lo esencial es que el Sr. Obispo cede en uso la iglesia del Santo Cristo de la Misericordia al Ayuntamiento. Y el Ayuntamiento cede en uso. para que se instale la Parroquia del Santo Cristo en el convento con todas sus dependencias. La propiedad sigue lo mismo. Se trata sólo del uso que legalmente finalizó a los treinta años. El resto de la finca es propiedad de las religiosas Agustinas de San Diego.

Esto era en el año 1929. De lo que haya pasado después con relación a cesiones o compraventas no tengo ninguna documentación.

En el siglo XVII

Fue edificada la ermita que hoy conocemos del Santo Cristo de la Misericordia, en el paraje conocido popularmente como: "Lugar de en medio de San Andrés (Extramuros de la Villa), por la comunidad de predicadores de la compañía de Jesús. Con aportaciones y limosnas del pueblo, más una dotación del Sr. Marqués de Santa Cruz. (1).

30 de Noviembre de 1611

Es consagrada al culto, bajo la advocación de San Andrés.

 

10 de Octubre de 1615

Los P.P. Trinitarios colocan la primera piedra de la iglesia del convento, sede y cuna de la reforma trinitaria (2)

 

10 de Marzo de 1616

Escritura de concordia realizada en Madrid entre el curato eclesiatico de la Orden de Calatrava y el Marqués de Santa Cruz, sobre la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, primera parroquia de Valdepeñas (3)

 

30 de Noviembre de 1632

Festividad de San Andrés apóstol, terminadas las obras de construcción de la iglesia del convento de los P.P. Trinitarios. Se traslada a ella el Santísimo.

 

Año 1700

A principio de este año crece considerablemente la devoción a la imagen del Santo Cristo de la Misericordia, que se encuentra en la ermita de San Andrés en un lienzo de notable antigüedad y ante el que numerosos devotos depositan lámparas de aceite e imploran su favor. Se constituyen patronatos, memorias y capellanías, bajo esta advocación.

 

12 de Agosto de 1710

Falleció Jacinto Casco Montenegro, noble hidalgo valdepeñero, que instituyo una memoria de 2000 misas rezadas, que han de decir en el altar del Santo Cristo de la Misericordia, dejando una dotación de varias fincas de su propiedad (4)

 

En Noviembre de 1715

Vecinos y varios valdepeñeros devotos del Santo Cristo considerando el notable aumento devocional a su imagen, deciden constituir una cofradía bajo esa advocación.

 

19 de Junio de 1716

Son aprobadas las ordenanzas de la cofradía del Santo Cristo de la Misericordia, en forma de soldadesca, con su capitán, alférez, tenientes y demás cargos de su junta de gobierno. Se instituye su fiesta en los primeros días de Agosto, coincidiendo con la Octava de la Transfiguración del Señor, con obligación de celebrar misas de vísperas, cantada el día de su fiesta con sermón, música y ofertorio de cien ducados. Para afrontar los gastos propios de esta celebración, su capitán deberá aportar 400 ducados. al día siguiente misa de réquiem por los hermanos difuntos.

Los hermanos mayores o capitanes y, además, fundadores de la hermandad fueron: D. Francisco de la Torre y D. Manuel Barreda de la Fuente (5).

20 de Marzo de de 1718

Se realizan en el interior de la ermita del Santo Cristo varias obras de reparación, todas ellas justificadas por las diferentes donaciones realizadas en esta misma fecha por Doña Isabel Sánchez Cano, que cede un majuelo de mil vides para reparos de la iglesia y culto al Santísimo Cristo de la Misericordia, según lo estime oportuno su cofradía

D. Juan Chico, hace lo mismo aportando de su capital 30.000 reales (6).

 

8 de Febrero de 1724

Falleció Dña. Apolonia Caro del Campo y según su testamento y voluntad dona 10 cabezas de ganado ovino, para que tras su pertinente subasta, su valor se invierta en las obras de la ermita. Tras la restauración del retablo, se coloca la primera imagen del Santo Cristo de la Misericordia, que desde entonces preside el altar mayor. Abierta la hornacina, se construye el camarín con amplia sala, a la que se accede dese el altar mayor por una escalera adornada por una bóveda.

 

7 de Marzo de 1725

Falleció Dña. María Muñoz Minguez, de noble estirpe y linaje valdepeñero, viuda que fue de D. Juan de Molina y Vasco (Alcalde por el estado noble que fue de la villa en varias ocasiones). Según su testamento otorgado el 17 de octubre 1723, es su deseo e intención donar para el culto y decencia de la ermita de San Andrés, una imagen de Nuestra Señora María, de vestir de media talla, para, para que sea colocada en el altar del Santo Cristo de la Misericordia, en el lugar donde se reza el santo rosario. Esta imagen es la de Nuestra Señora de la Soledad, que fue salvada en 1936 por Sor Querubina de San José, franciscana del Purísima, del Hospital municipal (Actual Virgen de la Palma). (7).

 

4 de Noviembre de 1759

Doblaron las campanas de las iglesias y ermitas de Valdepeñas, acompañadas de disparos y luminarias en honor de su S. M. Carlos III (8).

 

27 de Febrero de 1767

Real decreto de supresión de los jesuitas en España, la comunidad de Valdepeñas se encontraba desde hacia tiempo bastante mermada debido a la ancianidad de los religiosos, los tres o cuatro que quedaban abandonan la ermita y se trasladan al colegio de Madrid. Dos ancianos quedaron en la villa, el ultimo Fray Miguel Basco Cejudo que falleció el 16 e Marzo de 1806 (9 y 10).

 

23 de Septiembre de 1787

Es bendecido el cementerio municipal del Santo Cristo de la Misericordia, construido anejo a la ermita, por orden del Rey.

El Ayuntamiento consigue que ésta sea utilizada como capilla del mismo, comunicándose con el campo santo por la sacristía.

Por esos años ya se habla poco de la advocación de San Andrés, pues el Santo Cristo de la Misericordia ha absorbido sus devotos, la cofradía del apóstol se encuentra a punto desaparecer, se mantiene tan solo con algunas aportaciones de varias capellanías.

Según el censo del Conde de Floridablanca, en este mismo año tiene Valdepeñas 7696 habitantes (11).

 

Año 1788

Jubileo extraordinario, solicitado por la cofradía del Santo Cristo de la Misericordia al arzobispo de Toledo, con varias celebraciones religiosas entre ellas la salida del santo titular por las calles de la villa, acompañado de la Virgen de la Soledad, clero, comunidad de P.P. Trinitarios, el cabildo eclesiástico de San Pedro con su rector y el párroco D. Ramón Mª Pineda Ramírez de Arellano del hábito de Calatrava.

 

Año 1976

El Ayuntamiento adquirió unas casas en la calle de Andrés Megía, cercanas a la ermita del Santo Cristo, para la creación de un hospital y enfermería, donde fueron trasladados los enfermos del antiguo hospital del Buensuceso, que fundo D. Sebastián de la Torre en 1780.

 

29 de Octubre de 1797.

La comunidad de frailes Minimos de los enfermos pobres (conocidos como P.P. Obregones), toman posesión del hospital, siendo ministro general de la Orden Fray Melchor de San Francisco de Paula.

La comunidad estaba compuesta por Fray Juan Antonio de San José, superior. José de los Santos, Manuel de San Francisco y Fray Juan de Santo Domingo. Siendo a la sazón alcalde de Valdepeñas D. Tomás Messía de la Puerta y párroco D. Fray Dionisio del Águila y Torres del hábito de Calatrava. Creándose un patronato para el buen funcionamiento y administración.

Años después cambió la denominación y se pusoi bajo la advocación del Santo Cristo de la Misericordia. (12).

 

6 de Junio de 1808

Heroica defensa de Valdepeñas contra las tropas francesas. Durante estos hechos y la ocupación de 1809, el hospital y la iglesia del Santo Cristo fueron respetados por los franceses.

 

21 de Octubre de 1808

Entro a curarse en el hospital José Ramón Aznar, natural de Munera. Escapó el 1 de Noviembre. Después las fugas de los hospitalizados disminuyeron hasta desaparecer completamente. Demostrando así los religiosos Obregones el buen trato y asistencia a los enfermos, así como el cuidado y vigilancia de los mismos.

 

Año de 1809

Durante la ocupación francesa, se hicieron cuatro retiradas. Se duplicó la atención a enfermos que llegaban al hospital del Santo Cristo, con asistencia a numerosos heridos que iban apareciendo dentro y fuera de la población.

Algunos de ellos, se enterraban en el mismo lugar de su muerte y los agonizantes que no podían trasladarse les auxiliaban espiritualmente en la iglesia del Santo Cristo. Hubo casos de tener que hacerlo a escondidas de los valdepeñeros, por ser los moribundos de origen francés. Los religiosos Obregones no distinguieron nunca a ninguno en su atención y varios oficiales franceses se curaron y salvaron su vida en el hospital (13).

 

17 de Marzo de 1809

En el hospital del Santo Cristo, falleció el presbítero Casimiro Salamanca de las Nieves, capellan castrense de los hospitales del Cuartel General de Andalucía y La Mancha, natural de Villamayor de Santiago. Fue enterrado en el camposanto. (14).

 

28 Abril de 1809

D. Juan Sánchez-Molero, esposo que fue de Ana María Guzmán, natural y vecino de esta villa, fue enterrado en el campo-santo, sin intervención parroquial, porque al tiempo de su fallecimiento, las tropas francesas ocupaban la villa y sus vecinos y moradores la abandonaron y algunos emigraron a otras partes. Mas después que evacuaron las referidas tropas regresaron a ella sus vecinos.

Hasta el 22 de Junio del citado año no se celebraron sus exequias según certificación del acta de defunción realizada por el párroco D. Victoriano Fontecha (15).

 

14 de Mayo de 1809

Se tocó la campana de la ermita del Santo Cristo de la Misericordia a tránsito solemne por la muerte de un P. Agonizante de Santa Cruz de Mudela el día de su entierro.

 

8 de Septiembre de 1811

Reunidos en casa de Marcos Ruíz Olivares, prioste de la cofradía de San Bartolomé, Florencio Martín-Peñasco, Miguel Rodríguez y Antonio Sánchez Garrido, estos últimos de la cofradía de San Andrés, acuerdan la unión y fusión de ambas cofradías en una estableciéndose en la ermita del Santo Cristo de la Misericordia, con dos apóstoles por titulares de la misma, según escritura que firmaron el 9 de Septiembre del mismo año (16).

 

En 1822

Se decreto la abolición de los Mayorazgos, Capellanías y Obras Pías y que su producto se reparta entre los familiares de los fundadores (17).

 

6 de Septiembre de 1835

Tomó posesión el último superior de la Comunidad de P.P. Obregones, P. Manuel de San José. Once fueron los superiores que tubo la comunidad del hospital, más otros 20 religiosos que pasaron haciendo el bien, siendo sepultados todos en el viejo cementerio, junto a las tapias cercanas a la ermita del Santo Cristo.

Su labor callada y eficaz dejó de realizarse con la desamortización del ministro D. Juan Álvarez de Mendizábal en 1836.

 

18 de Julio de 1855

Comenzó el brote de cólera que estuvo activo en la villa hasta el 15 de Octubre de ese mismo año, falleciendo diariamente entre 15 y 16 personas. Ascendió a un total de 666 personas (18).

 

1 de Agosto de 1855

El cementerio del Santo Cristo de la Misericordia se inunda de cadáveres, que apenas da tiempo a que se consuman, ni siquiera la mitad de los cuerpos. Según D. Benito Hervás, coadjutor de la Asunción, testigo de todo esto dijo:

-"Tras estar en la casa mortuoria de un difunto, largo tiempo, tuvo que marcharse por no presentarse en ella nadie a conducir el cadáver al campo-santo"- (19).

 

2 de Agosto de 1855

D. Juan Alfonso de Castro, la corporación y la junta de beneficencia, acordaron habilitar otro cementerio unos metros más adelante en el cercado de Pedro Ruíz de León, sitio llamado del "Calar de Periquito", en el camino de Almagro. Fue edificado con toda precipitación ordenando el cierre y sellado con cal viva del cementerio viejo del Santo Cristo.

 

6 de Agosto de 1855

Se bendijo el nuevo cementerio: "Del Calar del Periquito" terreno que después ocupo la Bodega de Brotons y la cárcel (actual Colegio Luis Palacios).

 

29 de Enero de 1886

Llegan a Valdepeñas las franciscanas de la Purísima; Sor Paula Gil, superiora, Sor Purificación, Sor Vicenta, Sor Encarnación y Sor Antonia, con destino al hospital Municipal, para su atención y cuidado. Se instalan provisionalmente en casa del sacerdote D. Félix de la Caballería, hasta que terminen de reformar y acondicionar el viejo hospital casi arruinado, víctima del abandono y tras pasar el cólera.

Cuatro paredes fueron la primera fundación de Madre Paula, tras ser elegida superiora general de las Franciscanas de la Purísima.

Tras las pertinentes obras de reforma, ampliación y acondicionamiento del hospital, se trasladan a él las religiosas, poniéndose el establecimiento bajo la advocación de San Francisco de Asís (20).

 

19 de Marzo de 1892

Hizo su profesión perpetua Sor Cándida Ortolá Sastre en la iglesia del Santo Cristo de la Misericordia. Había llegado a Valdepeñas lel 19 de Marzo de 1890 (21).

 

22 de Enero de 1894

Ponen en comunicación el hospital municipal con el coro de la iglesia del Santo Cristo y el 2 de Febrero del mismo año oyen las franciscanas la primera misa desde el coro.

 

En 1886

Toma posesión del cargo de hermano Mayor de la hermandad del Santo Cristo de la Misericordia D. Dionisio Crespo Barrios, perito agrícola y conservador catastral.

 

21 de Mayo de 1827

Falleció en Madrid a la edad de 71 años D. Manuel León Fernández, nació en Valdepeñas en el barrio del Santo Cristo, pasando gran parte de su infancia en el hospital con su tío D. José León, médico de la beneficencia. Instituyó un legado y Fundación Benéfica con destino al hospital Municipal quedando constituido éste el 22 de Febrero de 1900.

Donó a la hermandad, tras su fallecimiento, 250pesetas, y otras 250 a la iglesia del Santo Cristo de la Misericordia, para su culto y decencia. (22).

 

25 de Junio de 1897

Se coloca el Santísimo en la Iglesia del Santo Cristo.

 

5 de noviembre de 1898

Se enciende por primera vez el alumbrado eléctrico en Valdepeñas y las luces del reloj de la torre parroquial (23).

 

22 de Junio de 1903

Acuerda el Ayuntamiento, presidido por D. Blas Maroto Barchino, dividir la población en cinco distritos y cada uno de estos en dos barrios (Zona Centro y Barrio del Santo Cristo).

Tiene Valdepeñas 21015 habitantes.

 

18 de Enero de 1904

real decreto del ministro de Gracia y Justicia D. Joaquín Sánchez de Toca, ampliándose el número de iglesias parroquiales en esta provincia y entre ellas se hallaba comprendida la del Santo Cristo. (24).

 

18 de Marzo de 1904

Con esta fecha, el boletín oficial del Obispado-Priorato de las Cuatro Órdenes Militares, publicaba oficialmente la segregación de la parroquia del Santo Cristo de la parroquia de la Asunción. La jurisdicción de la parte del término municipal y población comprendida en la parte norte desde la carretera de Valencia, que viene del Moral de Calatrava, hasta el cruce con la de Madrid a Andalucía. Esta misma carretera sur y oeste, límites jurisdiccionales de las parroquias de Moral y Santa Cruz de Mudela con inclusión de todas las quinterías, huertas, edificios, estaciones, etc., que se encuentran entre dichas carreteras.

La parte de población comprendía de:

Ancha, Casco, Hospital, Dolores, Infante, Prim, Norte, Príncipe, Oliva, Arroyo, Ángel, Conde, Molino, Travesía de Cuberos, Travesía de Cantarranas, Tejera, Pajarillo, San Francisco, Travesía de la Princesa, Torrecilla, Gijón Cárcel, Caldereros, Balbuena, Travesía del Infante, Princesa, Cristo, Angosta, Cuberos y Cantarranas, en total comprendía unas 8.318 almas.

Su categoría será de ascenso, dotada de dos coadjutores con el haber anual de 1.100 pesetas cada uno y la asignación para culto de 1.250 pesetas.

La dotación del párroco es de 1.250 pesetas cada año.

 

1 de Mayo de 1904

Fecha fijada para la apertura de la nueva parroquia del Santo Cristo de la Misericordia.

 

20 de Diciembre de 1909

Visita del Obispo D. Remigio Guandáegui, ante las protestas de la feligresía por no abrirse la nueva parroquia, ante la negativa rotunda del párroco D. Canuto García Barbero. Tras conocer de primera mano las demandas del pueblo de Valdepeñas y atendiendo a sus peticiones gestionó con la Santa Sede la autorización necesaria para la instalación de la parroquia del Santo Cristo de la Misericordia en el convento de M.M. Agustinas.

La iglesia del Convento había sido comprada por el pueblo en la persona de D. Alfonso Merlo Maroto, secretario del Ayuntamiento, que actuaba en calidad de representante de la población, que donativo a donativo reunió la cantidad suficiente para comprarle a D. Alfonso Sánchez Montalvo la iglesia del Convento que fue de los P.P. Trinitarios Descalzos. Adquirida por este tras la desamortización de 1836.

D. Alfonso Merlo Maroto, redactó un documento en el que declaró el haber recibido dinero del común de vecinos para la compra de la iglesia, tras la creación de un fondo por suscripción popular Por cuya razón hizo traspaso de todo al mismo vecindario, el cual representado por su Ayuntamiento y la autorización del Sr. Alcalde se llevó a efecto en escritura pública el seis de Abril de 1.857. En ella se reseña que el pueblo de Valdepeñas cede a Sor Cándida la iglesia del Convento a cambio de la Lonja o Glorieta, según era desea de la religiosa agustina, ceder esta para solaz y disfrute del pueblo.

El Obispo Guandásegui tras obtener el permiso de Roma, trasladó la comunicación a las religiosas agustinas, que sometieron la petición a votación secreta. El resultado fue favorable y trasmitido al Sr. Obispo por la superiora de la Comunidad Sor Elena del Sagrado Corazón.

Así quedó pendiente de inauguración, hasta que no se realizasen las pertinentes reformas de adaptación del templo. Fecha que calcularon para la Cuaresma del año 1910.

Al final no se llevó a cabo por continuas negativas e impedimentos del párroco D. Canuto (26).

 

26 de Septiembre de 1977

Falleció D. Canuto García Barbero, su muerte puso fin a la polémica, desapareciendo todos los obstáculos que impedían la apertura de la nueva parroquia.

 

15 de Noviembre de 1911

Inauguración solemne de la parroquia del Santo Cristo de la Misericordia en la iglesia del Convento.

Se llevó a cabo la toma de posesión del primer párroco que fue D. Inocente Aznar, que tuvo en su predicación frases elocuentes para el pueblo de Valdepeñas, por su lucha tenaz para conseguir la nueva parroquia y a la Comunidad de Religiosas Agustinas, pidiendo ayuda en sus oraciones a todos, en especial a sus nuevos feligreses.

Le acompañaron en el acto los nuevos coadjutores: D. Horacio Cuartero Ortega, Agustín Moreno Luján y D. Antolín Serrano Merino. Estando ausente el cuarto D. Jesús Gigante Ruíz por encontrarse de Sínodo.

Toda la ceremonia, así como la misa estuvo acompañada por los canticos de las M.M. Agustinas (27).

 

20 de Agosto de 1929

Toma posesión de la parroquia del Santo Cristo D. Vicente Benítez.

 

4 de Julio de 1929

Reunido el Cabildo de la Santa Iglesia Prioral de Ciudad Real acuerda la cesión de la iglesia del Santo Cristo y el solar contiguo al Ayuntamiento de Valdepeñas.

 

7 de Agosto de 1929

El Ayuntamiento de Valdepeñas acepta la cesión de la Iglesia del Santo Cristo.

 

8 de Septiembre de 1929

Escritura de cesión ante el notario D. José López en la que se expone:

El Alcalde D. Manuel Fernández Puebla, manifiesta en ella que el Ayuntamiento es dueño en pleno dominio del edificio que libre de cargas ocupa la iglesia del Convento.

Así mismo dice ser de título dominical el de la cesión hecha a su representado por D. Alfonso de Merlo Maroto, quien a su vez lo había comprado a D. Alfonso Montalvo.

Así el Alcalde de Valdepeñas cede al Sr. Obispo la iglesia del Convento con las dependencias anejas a ella y el Obispo Prior cede a cambio la iglesia del Santo Cristo de la Misericordia.

Todo esto vino como consecuencia de la aparición, según el entonces secretario del Ayuntamiento D. Luis Caminero Redecilla, de un documento que decía que la iglesia del Convento era de propiedad municipal, fechado el 31 de Agosto1927

Por ello D. Eusebio Vasco Gallego, abogado y cronista de la ciudad y correspondiente de la Real Academia de la Historia rebatió y demostró con documentos en sucesivos artículos en el periódico Adelante y mediante un carta dirigida al Sr. Alcalde, que el documento que fue hallado por el secretario Sr. Caminero, no ha existido ni existe y que la iglesia del convento fue comprada por el pueblo designando a éste a D. Alfonso de Merlo y Maroto como representante del Consistorio. Valdepeñas 10de Abril de 1930.

A pesar de todas estas argumentaciones y respuestas del Ayuntamiento, haciendo efectivo este dato D. Manuel Fernández-Puebla cedió a cambio con el Obispado la iglesia del Convento de Agustinas que había sido ya cedida con anterioridad a Sor Cándida de San Agustín por la del Santo Cristo y solar contiguo.

Las religiosas, hijas de San Agustín, iniciaron la edificación de una capilla en parte del huerto de su propiedad. Edificio que no llego nunca a ser una realidad por el inició de la república y la posterior guerra civil en 1936 (28).

 

BIBLIOGRAFIA

  1. Ermita, culto y y hermandad del Santo Cristo de la Misericordia. Folleto de Semana Santa Valdepeñas, marzo de 2001. Por Francisco Fernández.

  2. Valdepeñas,. Cuna de la Descalcez Trinitaria. Por Eusebio Vasco Gallego. Valdepeñas 1912.

  3. Diccionario Histórico Geográfico de la provincia de Ciudad Real. Por Inocenta Hervás y Buendía. Capítulo de Valdepeñas. Año 1890.

  4. Archivo Parroquial de la Asunción. Libro de Colecturía de Misas de Difuntos. Años 1706-1725.

  5. Archivo Diocesano de Toledo. Legajo -C-R-3. Expediente 17.

  6. Archivo Parroquial de la Asunción. Libro de Colecturía de Misas de Difuntos. Años 1716-1724.

  7. Libro de Colecturía de Misas de Difuntos del Archivo Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción. Año 1716-1724.

  8. Mil Efemérides Valdepeñas. Por Eusebio Vasco Gallego. Año I 1934.

  9. Esos hombres los curas. Por Félix Hervás Poveda. Introducción.

  10. Libro 8 de Defunciones del Archivo Parroquial de la Asunción, pág. 34.

  11. Mil Efemérides Valdepeñas. Por Eusebio Vasco. Año 1934.

  12. Libro de Protocolo del Hospital del Buensuceso. Legado de D. Vicente Oviedo. Año 1797.

  13. Libro de Cuentas y Curiosidades de D. Ildefonso Molero Valiente. Año 1814.

  14. Libro de Difuntos nº 8. del Archivo parroquial de la Asunción, pág. 146.

  15. Libro de Difuntos nº 8. del Archivo parroquial de la Asunción, pág. 139.

  16. Libro de Constituciones de la cofradía de San Bartolomé y San Andrés, apóstoles. Años 1809-1810-1811.

  17. Libro de Cuentas y Curiosidades de D. Ildefonso Molero Valiente. Año 1814.

  18. Mil Efemérides Valdepeñas. Por Eusebio Vasco. Año 1934.

  19. Archivo Municipal Acta de la Sesión Plenaria del 1 de Agosto 1855.

  20. "Los pobres son mis delicias". Vida de la Sierva de Dios Sor Paula de Jesús fundadora de las Franciscanas de la Purísima. Por Alberto Barrios Moreno. Claretiano.

  21. Archivo General de las Franciscanas de la Purísima.

  22. Protocolo y Testamento de D. Manuel León. Archivo Municipal. Año 1900.

  23. Mil Efemérides Valdepeñas. Por Eusebio Vasco. Año 1934.

  24. Adelante. Hojas de un libro. Por Eusebio Vasco Gallego. Año 1930.

  25. Heraldo de Valdepeñas. Año 1909.

  26. Heraldo de Valdepeñas. 25 de Diciembre de 1909.

  27. La Tribuna, de Ciudad Real. 17 Noviembre de 1911.

  28. "Hojas de un Libro". Por Eusebio Vasco. Adelante. Año 1930.

  29. Libro de Bautismo del Archivo Parroquial del Santo Cristo de la Misericordia: Nº 1 (1930-1931). Nº 2 (1939-1941). Nº 3 (1941-1945. Nº 4 (1945-1949).

 

___________________________________________________________________________________________

Recopilación realizada del Libro: "Parroquia del Santo Cristo de la Misericordia - 100 años de vida Valdepeñas". Año 2004. Por Eloy Galán Novés, para la pág. Web de la Parroquia del Santo Cristo de la Misericordia. Año 2015.