Agenda

Sin eventos

Si quieres que recemos por tí, comunícanos tu intención

Nombre 
Intención 
    

 

09 Abril de 1984

Valdepeñas. —El pasado lunes, a las ocho y media de la tarde, era Inaugurada y bendecida la nueva iglesia parroquial del Santo Cristo de la Misericordia.

La antigua Iglesia parroquial del Santo Cristo se había quedado vieja y pequeña. Ya tenía muchos años y no era fácil ninguna reforma en ella. Por ello, entre el párroco de la misma don José María Moncada y la Junta Seglar Interparroquial, se pensó en la construcción de un nuevo edificio, moderno y funcional, que sustituyera al antiguo y a continuación de éste, ya que no podía ser demolido por estar declarado de interés artístico. Como había terrenos pertenecientes al hospital municipal, propiedad del Ayuntamiento. Se hizo una. permuta con el Obispado, tomándose los metros suficientes para levantar la nueva iglesia y para que al lado se hagan en su día las casas para los sacerdotes de dicha parroquia.

Aprovechando al mismo tiempo la venta de una bodega que tuvo a bien dejar en vida doña Antonina Madrid, esposa de don Francisco Merlo Calero para la parroquia, en usufructo vitalicio a su marido, el cual decidió concederla en vida, comprándola él mismo por el importe de ocho millones de pesetas. Y contando con la aportación de los feligreses, las cuotas mensuales y los donativos, que han reportado hasta el momento otro millón y medio de pesetas, en agosto de 1982 y con un presupuesto de alrededor de 14 millones se iniciaron las obras que prácticamente están concluidas. Estas se están pagando con el dinero que ya anteriormente hemos indicado y el resto a base de préstamos concedidos a la Junta Interparroquial. por lo que habrá de seguirse contando con la aportación de los feligreses y con nuevos donativos para en su día liberar estos préstamos.

Era la Ilusión e Interés de todos el conseguir que al menos el templo estuviera terminado para ser inaugurado antes de Semana Santa. Y se ha conseguido. Como decimos al principio, el pasado lunes día 9 se llevó a cabo su bendición e inauguración.

Con el templo abarrotado de público, presidido por el alcalde y Corporación municipal, capitán de la Guardia Civil de Zona, comisario del Cuerpo Superior de Policía y otras autoridades, así como con la presencia de la Junta Seglar Interparroquial dio comienzo la ceremonia en la que el obispo de la diócesis, monseñor Torija de la Fuente, realizó la bendición e inauguración de la nueva iglesia, presidiendo la concelebración con 16 sacerdotes.

Antes de la ceremonia el párroco del Santo Cristo agradeció a todos los colaboradores la ayuda prestada para ver convertido en realidad el mayor anhelo de la parroquia del Santo Cristo de la Misericordia, tener un templo nuevo, amplio y funcional para desarrollar en él la vida religiosa de todos sus feligreses. Agradeció la presencia de las autoridades y pueblo e inmediatamente se pasó a la inauguración del templo que se inició con entrada en el altar mayor del obispo y sacerdotes que le acompañaban.

En primer lugar, realizó la dedicación a Dios del templo, lo que siguió con la bendición del agua. Más tarde se celebró la Liturgia de la Palabra con una oración especial. A continuación, la crismación del altar, que fue seguida con la celebración de la Eucaristía, concelebrada como hemos dicho antes por el obispo y 16 sacerdotes, párrocos de las distintas parroquias de Valdepeñas, de otros pueblos de la zona y sacerdotes que en su día estuvieron ejerciendo su labor pastoral en esta parroquia. La homilía fue predicada por el obispo, el cual indujo a los fieles a amar y respetar a la parroquia. A vivir unidos como hermanos con ella. A alabar y amar a Dios como camino, guía y padre de todos los feligreses. Expresó su satisfacción al Inaugurar este nuevo templo que viene a dotar y a completar las Casas de Dios que la iglesia y la diócesis tiene en Valdepeñas. Agradeció a todos y en especial a la Junta superior interparroquial la ayuda y desvelos para lograr que el nuevo templo que hoy se inauguraba y bendecía fuera una realidad. Recordó palabras del Papa Juan Pablo II cuando hace un año Inauguraba una parroquia en Orcasitas, con motivo de su visita a España y concretamente a Madrid. Expresó su deseo de que los Jóvenes encuentren en la Iglesia al verdadero Dios que lo andan buscando pero que no lo encuentran y pidió que con ese potencial que existe en la juventud se pongan al servicio de Dios. Invitó a todos a compartir sus bienes con los hermanos y a los enfermos a ofrecer su dolor por la redención de todos los hombres, hizo referencia al paro, deseando en nosotros ese ansia de concienciarnos por el problema, de que no nos pase desapercibido y dijo que si la Iglesia materialmente no puede hacer mucho en buscar un puesto de trabajo para el que lo necesita, sí puede concienciar a los hombres para que entre todos sean capaces de resolver esta grave situación que padecen hoy nuestros trabajadores y la juventud, que no ha sido todavía capaz de alcanzar el primer puesto de trabajo y que sin duda es el problema social más grave que tiene hoy nuestra sociedad. Pidió convivencia y amor de unos para con los otros, que es lo que en definitiva puede demostrar que somos discípulos de Cristo.

Muchos fieles se acercaron a recibir la Eucaristía, que fue impartida por el obispo y dos sacerdotes más, mientras la coral “Maestro Ibáñez" entonaba himnos religiosos, al igual que lo había hecho durante toda la ceremonia y al final de la misma, con esa afinación y categoría, al mismo tiempo que madurez que tiene esta agrupación que dirige Inés Ibáñez.

Al final de la misa se procedió al traslado del Santísimo a su capilla. donde quedó depositado para que presida el nuevo templo.

Emotivo y sencillo acto que presenciamos lleno de calor humano y fervor religioso que acreditan a una parroquia y a un pueblo, que en su mayoría ama a Dios, al Dios verdadero de la Salvación.

R,FERNANDEZ GOMEZ

 VALDEPEÑAS        LANZA   —   Página 14        VIERNES 13 ABRIL DE 1984